SOCIEDAD › RECLAMO ANTE EL HOSPITAL DE CLíNICAS

Una explosión con secuelas

Alrededor de 400 personas se manifestaron ayer en la puerta del Hospital de Clínicas, luego de que la explosión de una máquina esterilizadora, el viernes pasado, dejara tres heridos y daños en la mampostería. Estudiantes, docentes y no docentes, se autoconvocaron para exigir “poder trabajar y estudiar en condiciones seguras”, y para visibilizar lo que consideran “una política de vaciamiento”. La explosión del autoclave derivó en el cierre de la guardia médica durante el día de ayer y reflotó la polémica por las denuncias de desvíos de fondos por las que se encuentran imputados varios funcionarios.

El viernes explotó un esterilizador en el piso 12. Ayer, la guardia quedó cerrada por falta de insumos y el cese del funcionamiento del quirófano –ubicado en el piso de la explosión–. “La idea era convocar a toda la comunidad en torno al Clínicas: estudiantes, docentes, médicos, no docentes y a todos los que defienden la salud pública”, dijo a Página/12 Verena Franco Riveros, estudiante de Medicina de sexto año. Bajo la consigna “Ahora explotamos nosotros” un grupo de estudiantes –entre los que se contaban independientes y agrupados– se autoconvocó a través de redes sociales para discutir las necesidades urgentes del Clínicas. “El hospital hoy se maneja por voluntad de quienes allí trabajan y estudian, porque sus responsables están más preocupados por quedarse con los recursos que se asignan para su funcionamiento”, concluyó la estudiante.

Por su parte, los trabajadores del Clínicas se reunieron dentro del Hospital y exigieron una garantía por escrito de que estaban garantizadas las condiciones de seguridad mínimas para seguir con sus rutinas de trabajo. “Fue interesante porque hacía mucho que no había una movilización así. Primero nos reunimos por separado y luego trabajadores y estudiantes confluimos en una misma asamblea”, señaló Damián Molina, médico residente. Las necesidades definidas como urgentes fueron una partida presupuestaria extraordinaria para restablecer las condiciones normales del Hospital, y una comisión independiente que controle la administración del presupuesto. “Si bien ya se formó una comisión antes, se hizo con funcionarios de la Facultad de Ciencias Económicas. Los que ejecutan el presupuesto no pueden ser los mismos que controlan, especialmente si están vinculados con aquellos que tienen denuncias por usar fondos públicos para financiar campañas electorales como la de Martín Lousteau”, sostuvo Molina.

La explosión de la máquina que esteriliza instrumentos quirúrgicos ocurrió el viernes al mediodía en el piso 12 del edificio, ubicado en el barrio porteño de Recoleta. Según señalaron los empleados que la utilizaban a diario “venía funcionando mal hace días y no tenía mantenimiento”. Diez ambulancias del SAME y una unidad de catástrofes acudieron al lugar por un alerta en el número telefónico de emergencias 107 y varias dotaciones de bomberos de la Policía Federal intervinieron en la evacuación y revisión general del edificio. Como resultado del desperfecto tres personas resultaron heridas y debieron ser atendidas en el mismo hospital. Además, se registraron daños en la mampostería, aunque según las autoridades no afectaron la estructura del edificio.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.