SOCIEDAD

Primera declaración

Gonzalo Lizarralde, el hombre que afronta un juicio por jurados en Córdoba como acusado de matar a puñaladas y arrojar a una alcantarilla a su ex pareja junto a su pequeña hija, que sobrevivió, declaró ayer por primera vez ante la Justicia, en una breve exposición en la que no aceptó responder preguntas. Al declarar ante la Cámara 11 del Crimen de Córdoba, en el marco del juicio por el “homicidio calificado por el vínculo, violencia de género y alevosía” de Paola Acosta y el “homicidio calificado agravado por el vínculo y alevosía en grado de tentativa” por el ataque de la hija de ambos, el acusado sólo relató algunas secuencias del último día en que la víctima fue vista con vida. Ante los jueces, el acusado dijo que su relación con Paola fue eventual y de corta duración, con lo que se presume intenta desvirtuar los cargos que agravan su situación. Además, el acusado se refirió al hecho de que su camioneta hubiera sido lavada al día siguiente del hecho con presuntas intenciones de limpiar rastros, al explicar que era “usual” que lo hiciera. Sobre la noche del crimen, el hombre contó que fue a la casa de ella a dejarle el dinero y se fue. “Voy a su casa y pago la primera cuota pactada”, dijo.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.