SOCIEDAD

Escuela y no prisión

César Gamarra tiene veintiún años y una condena en suspenso. Pero la Justicia santafesina, que acaba de condenarlo a 34 meses de prisión condicional, le fijó una serie de condiciones novedosas para seguir libre. Gamarra va a tener que pagarle mil pesos de indemnización a la familia a la que le robó, va a tener que terminar el secundario y va a tener que realizar tareas comunitarias. El caso arrancó el diez de octubre, un sábado en el que Gamarra y otros dos hombres jóvenes entraron por la fuerza en una casa en el pueblo de Tacurendí. En la casa había una familia a la que amenazaron y a la que le robaron ropa, objetos personales y 730 pesos. Los tres ladrones fueron capturados poco después y Gamarra es el primero en ser condenado. El fiscal del caso, Norberto Ríos, explicó que la condena responde a que “las causales de la comisión del delito tienen que ver con jóvenes que no estudian ni trabajan y tienen posibilidades de hacerlo”. La condena, dijo el fiscal, “genera una reinserción en la sociedad. Si un joven puede pasar dos años y diez meses sin cometer delitos, y a su vez cumpliendo con las normas de conducta impuestas, su respeto hacia los demás será algo que quedará para siempre”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.