SOCIEDAD › UN PROGRAMA DE INTERNET, EDUCACION Y MEDIO AMBIENTE

Con la web al parque nacional

“¿Para qué nos va a servir Internet?”, preguntó Cristina, directora de la escuela 303, a sus alumnos, que puede contar con los dedos de la mano. “Sirve para averiguar cosas”, respondió primero Evaristo, de 9 años. “Escribís y las mandás a otra computadora”, agregó Jonathan, de 6. “Podemos hablar con otras personas”, contestó Jennifer, de 7. Interactuar y aprender a través de la web sobre el patrimonio natural es la base de un proyecto educativo. Los primeros protagonistas de esta iniciativa son los alumnos de la escuela albergue de Isla Victoria, ubicada dentro del Parque Nahuel Huapi, en la provincia de Neuquén.

Esta isla, a la que se llega en 20 minutos de viaje desde Puerto Pañuelo, en la provincia de Río Negro, fue el escenario natural elegido para el lanzamiento del programa Parques Nacionales y Escuelas Interactivas que, a través del uso de las nuevas tecnologías, busca crear una red de conocimiento del patrimonio cultural y natural del país.

“Podemos lograr que el sueño de la equidad sea posible”, destacó Claudia Gómez, presidenta de la Fundación Aprendiendo Bajo la Cruz del Sur, la organización que no sólo implementará este proyecto en la isla, sino que durante este año y el próximo incorporará la red a escuelas aledañas a parques nacionales de doce provincias del país.

La metodología de trabajo está organizada en diferentes etapas. En una primera parte, maestros y guardaparques se capacitarán en el uso de Internet y aprenderán los contenidos del programa educativo de acuerdo con los diferentes niveles escolares. Luego de la capacitación, los representantes de cada parque nacional trabajarán con los alumnos de la escuela seleccionada.

En esta etapa, los chicos aprenderán materias como lengua, matemática o historia tomando como base de estudio el parque nacional en el que viven. “Se harán trabajos de campo sobre flora y fauna del parque, se averiguará si hay agua o no, se conocerán sus tesoros, sus objetos, formas de vida, testimonio histórico”, explicó Gómez.

Alrededor de la computadora, los diez chicos se desvivían por entrar a Internet. “¿Qué quieren buscar?”, preguntó Cristina. “De fútbol”, dijo Evaristo. “Escuchemos música”, pidió Jennifer. “Veamos una película”, agregó Carolina, de 12. La primera búsqueda fue para Boca y River. Los alumnos aprenderán a subir los trabajos a un blog para que los chicos de otros puntos del país que participan de la iniciativa puedan verlos, hacer comentarios y preguntar dudas, y a la vez ellos puedan leer lo que hicieron los otros colegios.

El circuito de comunicación no estará cerrado únicamente a alumnos y guardaparques, sino que cualquier persona podrá conocer este programa en www.educared.org.ar, un portal de la Fundación Telefónica. La entidad, que apoya el programa, también provee las computadoras y la conexión a Internet a las doce escuelas y reservas naturales.

Las paredes de madera, recién pintadas, la estufa negra en un rincón del aula, el abecedario con letras y dibujos armado con papeles de todos los colores por la maestra Roxana contrastan con la computadora nueva y el satélite instalado en el patio trasero de la escuela. Cada quince días, los chicos se despiden de su familia y viajan en lancha hasta la isla, donde las docentes los reciben con una taza de chocolate caliente. Ahora, con Internet en la escuela, Johni, Evaristo y Jennifer conocerán algo más de la Argentina o se harán amigos de chicos de Formosa o Tierra del Fuego.

Informe: Elisabet Contrera

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.