SOCIEDAD › DECLARO LLUGDAR POR EL DOBLE CRIMEN DE LA DARSENA

El primero que niega todo

 Por Carlos Rodríguez

En la causa por el doble crimen de La Dársena, José Patricio Llugdar, dueño de una carnicería, está imputado de haber participado en forma activa en los asesinatos de Leyla Bshier Nazar y Patricia Villalba. Ayer, al declarar durante cuatro horas y media en el juicio oral que se realiza en Santiago del Estero, el acusado negó todos los cargos y hasta dijo que ni siquiera tuvo trato personal con las víctimas. “Soy un perejilazo, no maté a las chicas, estoy detenido porque mentí al decir que había salido con Leyla, por fanfarronería machista y anotarme un poroto. A Patricia directamente no la conocía, como tampoco a (Antonio) ‘Musita’ Azar y a todos los imputados”. Los dichos de Llugdar se chocan con lo declarado en el expediente por varios testigos. Esta fue la primera indagatoria a uno de los 16 imputados, en una audiencia que rompió la monotonía de la semana anterior, cuando las defensas coparon el escenario con un interminable planteo de nulidades que, ayer, fueron rechazadas por “extemporáneas e improcedentes” por los miembros del Tribunal 2, a cargo del proceso.

Llugdar está acusado de haber participado en la “fiesta de sexo y drogas” en la que se cree que asesinaron a Leyla y de haber “entregado o marcado” a Patricia, quien habría caído en manos de un “grupo de tareas” que respondía al comisario Musa Azar, señalado como el jefe de la asociación ilícita que cometió los dos homicidios. Llugdar sostuvo que le había mentido a Cristina Juárez –amiga de Leyla– cuando le dijo que había estado con la víctima el 16 de enero de 2003, el último día en que la joven fue vista con vida. “Le mentí que iba vestida con un vaquero y cuando la encontraron, entre sus prendas encontraron una pollera”, insistió el imputado para tratar de desligarse de la imputación.

El imputado aseguró que está acusado “por orden de la ex gobernadora (Mercedes) ‘Nina’ Juárez”. Recordó que en 2003 lo detuvieron policías de civil que iban en un auto “con vidrios polarizados” y que luego de mostrarle imágenes de restos óseos que pertenecerían a Leyla y el cadáver de Patricia, lo torturaron “para que me hiciera cargo de las muertes”. Esto habría ocurrido durante 20 días en la alcaidía de la Unidad Regional 2 de La Banda. Llugdar aseguró que fue “torturado y ‘bolseado’ cuatro veces” y le rompieron “los ligamentos de una rodilla”.

Dijo, además, que una noche lo sacaron del calabozo y lo llevaron a un monte donde “varios policías sacaron sus itakas y uno de ellos, de apellido González” le dijo: “Esta es tu última oportunidad, hacete cargo de los crímenes o te matamos”. En otro momento de su declaración, sostuvo que Musa Azar le pidió 60.000 pesos a su abuelo para dejarlo “afuera de la acusación”. También negó toda intervención en la parte más aberrante del crimen de Leyla: su descuartizamiento. “Soy comerciante, vendo carne, no tengo conocimientos de faena de animales”, respondió.

En el comienzo de la audiencia, luego de desechar las nulidades planteadas por las defensas, los jueces rechazaron un pedido para que se llame a declarar, como testigos, a los ex gobernadores Carlos Juárez y Mercedes “Nina” Aragonés, al ex vocero gubernamental Xavier Ferrera Peña y al empresario Gustavo Ick, dueño del hotel Carlos V. Una de las tantas hipótesis del doble crimen señaló, en su momento, que la “fiesta de sexo y drogas” ocurrió en el piso doce del hotel. La versión no está en la acusación que llegó a juicio, pero algunos de los defensores quieren reflotarla. En la sesión de hoy, el primero en ser llamado a prestar indagatoria es Antonio Musa Azar, hijo del comisario retirado Musa Azar.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.