DEPORTES › RICHARD POUND, PRESIDENTE DE LA AGENCIA MUNDIAL ANTIDOPING

“Liberalizar el uso de drogas sería un tremendo error”

El titular de la AMA arremetió contra el uso de drogas en el deporte. “El 99 por ciento de los casos de doping positivo no son accidentales”, dijo.

 Por Pablo Vignone
desde Reykjavik

Siete tenistas argentinos dieron doping positivo en siete temporadas, entre 2000 y 2006. Todos clamaron inocencia. Richard Pound, un abogado canadiense ex nadador olímpico, que desde su creación en 1999 conduce la Agencia Mundial Antidoping (AMA), tiene una opinión formada al respecto: “El 99,99 por ciento de los controles positivos no son accidentales. Son parte de un sistema diseñado para hacer trampa, y a la trampa en el deporte hay que enfrentarla”. Pound cerró la jornada de “Play the game” –la conferencia sobre deporte y sociedad que se está celebrando en esta ciudad–, en la que el doping tuvo un papel protagónico. “Hay presiones sobre los atletas para que consigan resultados, y a veces son los menos culpables, pero ellos son responsables”, opinó el dirigente olímpico, cuya opinión sobre algunos tenistas argentinos involucrados en casos de doping es, sencillamente, impublicable...

“Algunos creen que la solución contra el doping es liberalizar el uso de drogas. Sería un tremendo error –aseguró el dirigente–, porque, entonces, si todos estaban usando 10 miligramos, alguien va a empezar a usar 20 y todos lo seguirán, y luego 30 y así... El problema de permitir el doping es que el mensaje que se transmite es que para llegar, para tener éxito en el deporte, estás obligado a doparte”, dramatizó el ex nadador, que reclamó sanciones más duras por parte de los gobiernos para los médicos o técnicos que administran o incitan el doping de sus atletas. Los gobiernos controlan el 50 por ciento de la AMA.

En una reunión de la cual participó Página/12, Pound calificó como “incompetente” al sistema antidoping imperante, que no posibilitaba los controles fuera de las competencias, admitió que algunas federaciones no tomaron en serio el papel de la agencia y reveló que su intención era prohibir las competencias de atletismo en los Juegos de Sydney porque la federación de ese deporte se negaba a adoptar los métodos antidoping, pero que el entonces presidente del Comité Olímpico Internacional, Juan Antonio Samaranch, no se animó a tomar tan drástica medida.

“No podemos hacer algo así –contó Pound que le dijo el catalán–. No podemos dejar los Juegos sin atletismo.” “Sí podemos”, reaccionó el canadiense, sin frutos, en lo que habría sido un acontecimiento histórico.

“El actual presidente del COI, Jacques Rogge, obligó a las federaciones a cambiar”, aseguró, antes de afirmar con cierta agresividad: “El COI es una institución a la que no le agradan las controversias, pero cuando se lucha contra el doping, se está peleando contra la trampa. Los atletas conocen las reglas y saben que si las desconocen, tienen que irse”. Tres de cada diez casos conflictivos resueltos en la Corte Suprema del Deporte (CAS), en Lausana (Suiza), están relacionados con temas de doping.

El irlandés Pat McQuaid, titular de la Unión Ciclista Internacional, sorprendió al asegurar que en su deporte, uno de los más manchados por los escándalos, “los días del doping organizado están terminados; ahora los casos positivos son producto de decisiones individuales”. La sorpresiva declaración de inocencia fue rápidamente contestada por el ex ciclista profesional Jorg Jaschke, que a principios de año se animó a contar su caso personal. “Debo haber tenido mala suerte –dijo el alemán–, porque corrí en seis equipos profesionales y todos me exigieron que me dopara para conseguir resultados y satisfacer a los sponsors.” Según Pound, el ciclismo “corre serio riesgo de desaparición como deporte” porque durante años “dejaron crecer la cultura del doping y ahora afrontan las consecuencias”.

Jaschke reveló que durante diez años fue “parte del sistema de doping para mantener mi trabajo”, y que ahora que cruzó la línea, se quedó sin él. “Hubo ciclistas famosos que me llamaron para avisarme de lo que me pasaría si hablaba. Nadie habla de lo que pasa adentro.” Claro que no sólo sucede en el ciclismo. “Durante la reciente Operación Puerto, en España, el doctor (Eufemiano) Fuentes tenía 250 documentos referidos a atletas que se dopaban. La policía española sólo ‘encontró’ 100 documentos, casi todos referidos a ciclistas”, afirmó el alemán. Se sospecha que entre los 150 restantes podía haber muchos famosos futbolistas involucrados; la revelación de sus nombres podría haber creado un fenomenal escándalo.

Compartir: 

Twitter
 

Richard Pound, durante la conferencia de ayer.
SUBNOTAS
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.