SOCIEDAD › “EL ESTADO NO PAGARá MáS QUE EL PRECIO INTERNACIONAL”

La fabricación local de la vacuna

 Por Pedro Lipcovich

Juan Manzur, ministro de Salud de la Nación, defendió la decisión de haber contratado con el laboratorio Novartis –apoyado por dos firmas nacionales– la provisión de todas las vacunas antigripales que el Estado argentino requiera en los próximos diez años.

–¿Cómo evalúa la prioridad que el Estado argentino otorgó al laboratorio Novartis para proveer, durante los próximos diez años, vacunas antigripales?–preguntó Página/12.

–El año pasado, en el marco de una pandemia que afectaba a más de 170 países, las naciones con mayor poder adquisitivo acaparaban toda la producción y no había vacunas disponibles. La Presidenta de la Nación planteó esta situación ante Unasur e hizo explícito que, si esos países se limitaban a inmunizar a sus grupos de riesgo y no a todos los habitantes, habría vacuna para todos. La vacuna sólo se producía en nueve países del mundo, ninguno en América latina. En ese contexto, en noviembre, Novartis, junto con los laboratorios argentinos Elea y Biogénesis Bagó, presentó una propuesta para producir la vacuna en el país. Se llamó a licitación, que fue ganada por estas empresas; en el pliego se incluyó la cláusula de que el valor que pague el Estado no supere el del mercado internacional.

–Pero hoy aquellos países de-sisten de comprar y no falta vacuna internacionalmente: ¿conviene un acuerdo por diez años, que restringe la posibilidad de negociar con otros oferentes o en conjunto con otros países?

–Las empresas adjudicatarias se comprometieron a cumplir las condiciones de la licitación; si no lo hacen, serán sancionadas.

–Además, no hay indicios de que estos laboratorios estén encarando la fabricación en la Argentina. Las instalaciones de Biogénesis Bagó en Escobar, donde se anunció que se producirían, son exclusivamente para vacunas para uso animal. Por otra parte, el Ministerio de Tecnología había propuesto elaborar vacunas con tecnología argentina en mucho menos de diez años.

–La producción no se hará en la planta que produce vacunas para animales en Escobar, sino que el pliego de licitación prevé la construcción de una nueva planta. El plazo requerido para la producción en la Argentina es necesario, no sólo para la construcción de una nueva planta y la transferencia de tecnología, sino para la formación de recursos humanos.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • La fabricación local de la vacuna
    Por Pedro Lipcovich
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.