CIUDAD › PREMIARON A QUIENES IDEARON LA BIBLIOTECA DEL BICENTENARIO

Para trascender este siglo

El arquitecto cordobés Alfredo Tapia, del estudio AFT que ganó el concurso, elogió a Rosario como "un referente por su coherencia entre gestión y planificación". También hubo reconocimiento a los demás premiados y mencionados.

"Rosario es referente en el interior del país, por su coherencia entre gestión y planificación", aseguró ayer el joven arquitecto cordobés, Alfredo Tapia, del estudio AFT, que resultó ganador del proyecto arquitectónico para construir la Biblioteca del Bicentenario. El profesional adelantó lo "amigable" que pretende ser la nueva biblioteca del siglo XXI en un acto en el Centro de Distrito Sur Rosa Ziperovich al que llegaron arquitectos de varios puntos del país para recibir los premios que entregó la municipalidad a los proyectos ganadores y también a los que recibieron menciones honoríficas. "La cultura ha sido y es una herramienta estratégica de inclusión social, de cohesión, integración y creación de identidad. Por eso, la biblioteca no es un proyecto aislado", dijo el intendente Miguel Lifschitz, quien luego aseguró que "todos los proyectos presentados son magníficos; y el trabajo ganador es excepcional". En tanto, señaló que en los próximos meses se avanzará para elaborar los pliegos para la licitación y en conseguir los fondos de financiación, para que "durante los primeros meses del año que viene, puedan ponerse en marcha los procesos de construcción".

En el marco del Día del Lector, que se festeja cada 24 de agosto en conmemoración al nacimiento del escritor argentino Jorge Luis Borges, el proyecto de la Biblioteca del Bicentenario presentó "su cara". Así definió la coordinadora del proyecto, Fernanda González Cortiñas, al trabajo de los arquitectos Alfredo Tapia, Gastón Atelman, Martín Fourcade y Julio Emiliano Daniele, del Estudio AFT, que ganó el concurso de ideas para la construcción de lo que Borges imaginaba como el paraíso: la nueva biblioteca.

Tras la proyección de un video que graficó la iniciativa, concebida "para las generaciones futuras", donde se planteó el aprendizaje como una aventura, Lifschitz aseguró que un proyecto así "no se encara todos los días". En ese sentido, recordó que hace cien años, Rosario dejó la Biblioteca Argentina, como una manifestación del primer Centenario de la Patria; mientras que hoy, al celebrarse los doscientos años de la Revolución de Mayo, "este nuevo legado se construirá pensando en los próximos cien años, donde seguramente habrá cambios tecnológicos, nuevos usos y costumbres de la sociedad. Habrá nuevas herramientas de cultura y formas de conocimiento. Es un gran desafío que tiene que ver con un modelo de ciudad que venimos construyendo desde hace 15 años", apuntó.

Por su parte, el arquitecto Tapia habló por el Estudio AFT al recibir el primer premio para la construcción de la biblioteca. "Tenemos mucho entusiasmo porque estamos participando en el tipo de proyectos que nos gusta", aseguró. "Cuando vimos las bases para participar, nos animamos, porque se requería que el proyecto fuera innovador, inclusivo: con carácter social, y sustentable", dijo Tapia sobre los ejes fundamentales para desarrollar la idea. "En general, la ley de probabilidades casi nunca acompaña -continuó-, porque ganar uno de estos concursos es muy difícil, pero lo hicimos porque nos gustó el tema; y porque Rosario está ganando cada vez más reconocimiento, por la coherencia que hay entre la gestión (de gobierno) y la planificación (urbana) de la ciudad", apuntó.

Además, el arquitecto señaló que en el estudio, los profesionales apuntan a "tres pequeñas reglas, o condiciones internas". "Determinan cuándo disfrutamos especialmente de algún trabajo, sobre todo por el desafío particular que puede presentar. Esto nos gusta cuando sabemos que los resultados no son de manual y se transforma en un desafío, cuando sabemos que va a tener un impacto positivo sobre la comunidad para la cual será el trabajo, y cuando para nosotros es una novedad, algo en lo que nunca trabajamos y que nos obliga a empezar de cero. Muy rara vez se dan los tres puntos en un solo proyecto y éste es un caso, por eso lo disfrutamos aún más", aseguró Tapia.

Durante el acto, también fueron premiados el segundo lugar, de la arquitecta Jessica Vidalle, de Rosario; y el tercero, correspondiente a los arquitectos Mario Báez y Adrián Durán, de Montevideo, Uruguay, que si bien no estuvieron presentes, enviaron una nota de agradecimiento al municipio. Además, el jurado dispuso la adjudicación de cuatro menciones honoríficas y cinco del jurado.

La nueva biblioteca estará ubicada en el terreno ubicado detrás del distrito Sur, que cuenta con casi 19 mil metros cuadrados. Desde el municipio, recordaron que en esa zona, "hay una histórica tradición de libros y lectura, por ser sede de la biblioteca Constancio Vigil, con su recordada movida cultural en la década del 60".

Compartir: 

Twitter
 

El intendente Miguel Lifschitz elogió el proyecto ganador para la Biblioteca como "extraordinario".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.