CULTURA / ESPECTáCULOS › EL GRUPO LA PERCHA PRESENTA ESTE FIN DE SEMANA CUATRO DE SUS OBRAS EN EL CEC

Con una apuesta al riesgo permanente

Además de estrenar la infantil Las hermanas Woks y el robo del conocimiento, repondrán tres títulos dentro del ciclo de teatro rosarino. Apuntan a superar los límites, y construir un sujeto actor que investiga sobre su ser creador.

La confrontación con los límites, para luego superarlos. La construcción de un trabajo colectivo que apela al desarrollo de un sujeto actor "que se ofrece a la investigación de su ser creador". El desarrollo pedagógico y productivo vinculado con el teatro y el teatro aéreo. Esos son algunos de los preceptos de trabajo que, en 2001, dieron lugar al Grupo La Percha, que tres años más tarde inauguraba su espacio propio en Catamarca 1155, y que ya cuenta con una interesante producción escénica. Parte de ese corpus de obras formará parte del ciclo de teatro rosarino del Centro de Expresiones Contemporáneas (Sargento Cabral y el río), donde mañana a las 21 pondrán en escena Debana (ganadora del Concurso de Coproducciones 2008), el viernes a las 22 Mientras mañana y el sábado a esa misma hora Pequeña. Historia de una familia fragmentada. Para el domingo, y como cierre de la programación, habrá lugar para el estreno de su último trabajo, Las hermanas Woks y el robo del conocimiento.

Martín Gigena, responsable de la dirección de las dos primeras, destacó la búsqueda del grupo y su intención de explorar distintos lenguajes, sin atarse a experiencias que ya se probaron sólidas. "Con respecto a tener una propuesta escénica, nunca tenemos un denominador común --explicó--. Está un teatro que tiene un intérprete, un responsable de su cuerpo y atributos técnicos que busca y desarrolla. A la hora de contar siempre lo hacemos de distintas maneras. Puede ser una comedia, como Pequeña. Historia..., un drama como Mentiras..., un teatro más físico y de movimiento como Debana, o bien una obra para el público infantil, como la que vamos a estrenar el domingo. Siempre se trata de la búsqueda de una nueva manera de contar, de nuevos modelos de producción, de participación, de integrar participaciones. No nos quedamos con un único modelo, sino que se va haciendo una modalidad siempre diferente".

Y a pesar de que su repertorio es nutrido, el grupo no va detrás de una producción en serie, permitiendo que cada trabajo se moldee acorde a los tiempos necesarios, siempre desde una plataforma de trabajo independiente, según precisó Gigena: "Estamos buscando el mejor momento para formar actores, para poder producir, con una autogestión muy clara, única en Argentina en su manera de autogestión".

En esa línea, desde 2006 los fundadores de La Percha definieron áreas específicas de trabajo, relacionadas fundamentalmente con la formación de alumnos, la producción y la gestión, todo respaldado por la posibilidad de desarrollarse desde su propio espacio en Catamarca 1155. "Todo eso se va dando a partir de que hay mucho diálogo y reflexión dentro del grupo", apuntó Gigena, uno de los impulsores de la compañía junto a Lorena Arroyo, Nacho Farías y Mauricio Marc.

Por lo pronto, la convivencia de cuatro de sus trabajos en el CEC (ver recuadro) permitirá que nuevos espectadores se aproximen la diversidad de La Percha. Una amplitud que, en Rosario, puede desconcertar a cierto público poco habituado al descubrimiento de nuevas propuestas. "El no tener una estética única hace que no tengamos un público definido, sino de distintos perfiles. Podría decir que nos va a ver un montón de gente, pero soy realista: cuesta mucho tener un público propio o cautivar algún otro. En algún momento se perdió la relación entre el público y las producciones de la ciudad", explicó Gigena, miembro de un grupo que, lejos de la comodidad, redobla la apuesta.

"En ese sentido tratamos de no tener preconceptos con lo anterior. Sí trabajamos de manera responsable, ensayamos muchísimo. No pensamos en dispositivos de producción que no sean fáciles, sino en cómo hacerlos más complicados, obtener situaciones de mayor riesgo. Es crecer ante los límites, buscando contar de manera diferente, que pueda entretener y que tenga un sentido crítico. Eso puede hacer que se abran puertas", resaltó.

De aquí a lo que resta del año, La Percha iniciará un ciclo de funciones de Las hermanas Woks... (los domingos, en su propia sala), girará con Debana por festivales de Río Grande y Uruguay, y para octubre preparará el estreno de una nueva creación de Farías. "Sabemos que no es fácil, porque tener una obra en escena significa un montón de cosas, en términos de producción no es tan fácil como otros sistemas donde sí hay un mercado", reconoció Gigena, que concluyó: "Llegar a tener actores de nivel profesional, tener propuestas potables para el público es mucho trabajo. Pero significa mucha alegría".

Compartir: 

Twitter
 

Las hermanas Woks y el robo del conocimiento es la obra infantil que se estrenará el domingo.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.