19:05 › NO DESCATA PEDIR EL JUICIO POLíTICO

La familia Urbani apelará el fallo de los jueces

Julia Rapazzini, la madre del joven asesinado por dos adolescentes en el Tigre criticó la postergación de la condena hasta que los acusados, de 17 años, cumplan la mayoría de edad, y la recalificación del delito, que pasó de ser un homicidio criminis causa, castigado con prisión perpetua, a homicidio en ocasión de robo, que contempla penas de entre 10 y 25 años de prisión.

La madre de Santiago Urbani, el joven asesinado en un asalto a su casa de Tigre en el 2009, confirmó que apelará el fallo en el que el Tribunal de Responsabilidad Penal Juvenil 3 de San Isidro difirió la pena a los adolescentes de 17 años acusados y les bajó la calificación de los delitos.

"El fallo fue un mamarracho, para nosotros no hay Justicia", apuntó Rapazzini, en tanto que confió que espera "que puedan revisar bien la actuación de estos jueces para pedirles el juicio político".

"Uno pretende conocimiento de derecho para un juez y después que pueda aplicar el sentido común para impartir justicia, no que sea todo en favor de los asesinos; resulta que en cualquier momento pasa a ser el culpable mi hijo", expresó conmocionada.

La madre de la víctima dijo que si bien estaba preparada para que el tribunal postergara el dictado de pena a los asesinos, no lo estaba para que bajara la calificación del delito, de homicidio criminis causa a homicidio en ocasión de robo.

"Fue un shock, como estos jueces tratan siempre de favorecer a los delincuentes, nos jugábamos a que iban a diferir la pena, en otras palabras, patear la pelota para adelante, pero no nos imaginábamos que iban a cambiar la calificación del delito", expresó la mujer.

Ayer, los jueces Alberto Villante, Mirta Ravera Godoy y Silvia Chomiez anunciaron que el monto de las penas a los asesinos de Urbani recién se establecerá cuando los condenados - de 17 años- cumplan la mayoría de edad.

Además, de manera "unánime", cambiaron la calificación penal de "homicidio criminis causa", castigado con la prisión perpetua, a la de "homicidio en ocasión de robo", que implica penas de entre 10 y 25 años.

El crimen fue cometido la madrugada del 10 de octubre de 2009, cuando Urbani llegaba a su casa de Liniers 1988 de Tigre, en su auto Chevrolet Corsa azul y fue interceptado por cuatro delincuentes. Los asaltantes lo obligaron a entrar a la casa, donde dormían su madre y su hermana Florencia y tras robar algunos objetos lo asesinaron de un escopetazo.

La madre de Urbani manifestó que ahora sólo queda apelar y analizar la posibilidad de hacer un juicio político a los jueces, tal como habló con el intendente de Tigre, Sergio Massa. "Massa me aseguró anoche que si los jueces no habían tenido responsabilidad él iba a asumir la responsabilidad", explicó.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.