20:40 › UNA EXCURSIóN A LOS INDIOS RANQUELES

Declaró el jefe del Aeródromo de Morón

Ricardo Palazón atestiguó durante cuatro horas en la causa que se investiga si los 944 kilos de cocaína secuestrados en Barcelona fueron cargados en el país: "Respondí a todas las preguntas y colaboré con la investigación", afirmó al salir del juzgado Penal Económico a cargo de Alejandro Catania, quien está casi convencido que la droga no pudo haber sido cargada en Ezeiza y ahora aguarda que la justicia española levante el secreto de sumario y envíe "datos clave" sobre el Challenger 604, tripulado por Gustavo y Eduardo Juliá y Matías Miret, detenidos en España.

El aeródromo de Morón es de acceso público y Palazón es la autoridad máxima del lugar y funcionario de la Asociación Nacional de Aviación Civil (ANAC), que fue creada en el 2007. El jefe del Aeródromo está encargado de otorgar los permisos para la utilización de las pistas de la base, los hangares, las oficinas y las plataformas, en las cuales se sospecha que estuvo el Challenger 604, según las fuentes de la investigación.

En el mismo predio funciona desde el 2009 la Base Aérea Morón, perteneciente a la Fuerza Aérea, donde funciona el Instituto Nacional de la Aviación Civil (INAC), el Museo Aeronáutico Nacional, y un casino de personal, todo ello custodiado por personal militar.

Fuentes del juzgado añadieron que Palazón no aportó documentación dado que la misma ya había sido secuestra en el allanamiento realizado el sabado pasado en la aeroestación, y no descartaron que los próximos pasos de la investigación local conduzcan a una citación de las autoridades militares de la base.

El Challenger 604 perteneciente a la empresa argentina Medical Jet estuvo "hangarado" en el aeródromo entre el 6 de noviembre y el 30 de diciembre pasado, cuando despegó hacia Ezeiza. Durante ese lapso, el lujoso jet hizo un breve vuelo a Mar del Plata y regresó. Ese vuelo también esta siendo investigado por el juez Catania y en las próximas horas pedirá información al Aeropuerto marplatense sobre los movimientos de la aeronave.

En el aeropuerto internacional de Ezeiza el Challenger 604 estuvo menos de 48 horas, entre el 30 de diciembre y el 1 de enero, ya que a las 20,44 de ese día despegó hacia España. Una alta fuente de la investigación explicó que las probabilidades de que los 944 kilos de cocaína decomisadas en España hayan sido embarcados en el aeropuerto de Ezeiza "son bajísimas". "En Ezeiza hay muchos controles y las cámaras de seguridad no detectaron ninguna irregularidad", añadió la fuente que, no obstante, admitió que los datos clave para determinar su lugar de embarque están en poder de la justicia española. "Esos datos son los que ahora estamos esperando", explicó el investigador.

La fuente añadió que "los datos centrales están en la computadora del avión, que registra los pesos de la nave y la potencia de despegue en cada tramo". Además, aclaró que otro de los datos fundamentales, es saber "si la droga estaba en la bodega del avión, escondidas en el piso o dentro de las butacas". Si estuviera en la bodega "pudo haber sido cargado enseguida, por ejemplo en una escala como la de Cabo Verde", pero si se hallaba oculta en otro lugar, como por ejemplo dentro de las butacas, se habría necesitado más tiempo.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.