17:52 › TEHERáN

La policía iraní reprimió otra protesta

Con gases lacrimógenos, la fuerza policial dispersó a los manifestantes de la oposición en una nueva jornada de marchas contra el presidente Mahmud Ahmadinejad, inspiradas en las revueltas de Túnez y Egipto. Habría un muerto tras la represión de la protestas, que no habían sido autorizadas por el gobierno.

Una persona murió en Irán durante las manifestaciones que se desarrollan contra el régimen del presidente Mahmud Ahmadinejad, informaron webs de la oposición, el único tipo de fuente, debido a que los medios extranjeros no pueden cubrir las protestas. Sitios opositores precisaron que el manifestante falleció al recibir un disparo en la plaza Haft Tir, en el centro de Teherán.

Mientras tanto, Faezeh Hashemi, hija del ex presidente iraní, Akbar Hashemi Rafsanjani, fue arrestada hoy, y más tarde liberada por la policía en el centro de la capital iraní, informó la agencia Irna. Según el medio oficial, Faezeh Hashemi fue arrestada mientras "entonaba eslogans provocatorios" junto a otros manifestantes, que salieron a las calles a pesar que las autoridades prohibieron las reuniones. La mujer ya había sido detenida en dos ocasiones en 2009 mientras participaba de manifestaciones de grupos de la oposición contra la reelección a la presidencia de Ahmadinejad.

Grupos de manifestantes salieron hoy a las calles a pesar del masivo despliegue de fuerzas anti-motines en el centro de Teherán. Los manifestantes se congregaron en al menos cuatro lugares de la capital, la mayoría de ellos en la plaza de Vali Asr, y corearon la frase "Allahu Akbar" ("Alá es grande"), la consigna habitual de los grupos opositores conocidos como la "ola verde".

De acuerdo con los portales online opositores, la plaza Vali Asr fue ocupada por miles de manifestantes que trataron de escapar a los gases lacrimógenos refugiándose en calles aledañas, aunque después volvieron a concentrarse en el mismo lugar. Asimismo, cientos de personas se reunieron delante del canal de televisión estatal IRIB, en el norte de Teherán. La emisora es considerada el principal canal de comunicación del régimen. Las actuales marchas en Irán han sido organizadas por simpatizantes del movimiento "verde", ya que los líderes opositores Mir Hussein Mussavi y Mehdi Karrubi han sido puestos bajo arresto domiciliario.

Más de 200 diputados, grupos religiosos y seguidores del gobierno pidieron su arresto y ejecución por minar el sistema islámico y colaborar con extranjeros. El gobierno y las autoridades judiciales se distanciaron de esos llamamientos, pero dictaron el arresto y les cortaron las comunicaciones. La web de Mussavi denunciaba que el gobierno planea construir un "muro de hierro" en torno a su vivienda en el centro de la capital iraní.

Por su parte, Karrubi escribió una carta al jefe del poder judicial del país, el ayatolá Sadeq Amli Lariyani, en la que indicaba que estaba listo para someterse a un juicio abierto. El clérigo aseguró a Lariyani en su carta que no abandonará y estará al lado del pueblo hasta el final.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.