20:06 › ELECCIONES EN EE.UU.

Obama adelantó su voto para incentivar la participación

El presidente de Estados Unidos y candidato a la reelección realizó una breve pausa en su intensa campaña para emitir su propio voto, mientras su rival, Mitt Romney, multiplica sus apariciones públicas para tratar de capturar los sufragios que podrían marcar la diferencia, en una carrera demasiado ajustada para el gusto tanto de demócratas como de republicanos.

Barack Obama continuó durante la jornada la gira relámpago, de 48 horas, por seis estados clave: si la víspera dio constantes saltos para hablar en Iowa, Colorado y Nevada, este jueves comenzó en Florida, continuó en Virginia y, por la noche, regresará a Ohio, donde se encuentra ya Romney, quien ofrecerá dos discursos.

Entretanto, antes de volar hacia Ohio hizo una escala en Chicago, su ciudad adoptiva en Illinois, para emitir su propio sufragio, en un intento de alentar a todos los votantes registrados a participar de las elecciones. "Voy a romper con la tradición", explicó Obama en un video que su campaña volvió a emitir hoy. Su esposa, Michelle Obama, dio el ejemplo hace diez días cuando emitió su voto por correo.

Ambos partidos, pero los demócratas especialmente, han estado alentando al voto anticipado, como una forma de asegurarse que los ciudadanos con derecho al voto emiten efectivamente su sufragio, en un país donde se registra una importante abstención el día de los comicios, el 6 de noviembre. Y en vista de lo parejas que siguen las encuestas, todos los votos cuentan. A 12 días de las elecciones, los sondeos hacen predecir una carrera codo a codo hasta el final.

Casi todos las encuestas publicados hoy le daban una ligera ventaja a Romney, pero ésta no se aparta del margen de error de las encuestas. El portal Real Clear Politics hizo una media nacional de 47,7 por ciento para el candidato republicano, frente al 47,1 por ciendo por Obama.

En su discurso en un mitin en Cincinatti, Ohio, Romney se mostró seguro de su victoria, tal como ya lo hizo la víspera, cuando en Iowa aseguró ser "optimista" y subrayó que ya no hay dudas de que el 6 de noviembre se convertirá en el próximo presidente.

El propio Obama, sin embargo, restó valor a esas aseveraciones cuando, en una entrevista con la cadena NBC, aseguró que siempre fue consciente de que se enfrentaba a una carrera "muy ajustada". El mandatario demócrata además podría beneficiarse de varios gafes republicanos en las últimas horas. Por un lado está el nuevo escándalo desatado en torno a las declaraciones de un político republicano sobre el aborto, después de que el candidato al Senado por Indiana, Richard Mourdock, dijera el martes que incluso cuando un embarazo es fruto de una violación se trata de algo que "Dios quiere que suceda".

Romney, quien hasta ahora había apoyado al político republicano, se distanció inmediatamente de éste, pero Obama, quien la pasada anoche apareció en el programa del humorista Jay Leno, se apresuró a condenar sus palabras, diciendo que "una violación es una violación, constituye un crimen". Obama también aprovechó el programa para mofarse una vez más del empresario inmobiliario Donald Trump, quien la víspera ofreció un cheque de cinco millones de dólares a una organización benéfica a cambio de que el mandatario haga públicos documentos privados que demuestren que realmente nació en territorio estadounidense, hecho que el millonario pro republicano ha puesto en duda reiteradamente.

"Todo se remite a cuando crecimos juntos en Kenia", bromeó Obama en referencia a las acusaciones de que él nació en el país de donde es oriundo su fallecido padre. "Tuvimos muchos enfrentamientos en el campo de fútbol, él no era muy bueno y se resintió. Cuando finalmente nos mudamos a Estados Unidos, creí que lo había superado", agregó entre risas del público.

Además, Obama logró hoy otro respaldo adicional: el exsecretario de Estado de su predecesor republicano George W. Bush, Colin Powell, anunció que una vez más apoyará a Obama y criticó de paso la política económica y exterior de Romney. Éste, sin embargo, también pudo consolarse con una buena noticia: según anunció su campaña, en la primera mitad de octubre logró recaudar casi 112 millones de dólares que seguro empleará de forma exhaustiva en los últimos días de campaña.

Compartir: 

Twitter
 

El voto por adelantado es una particularidad del sistema electoral estadounidense. Un estudio reveló que en estos comicios generales cerca del 35 por ciento de los ciudadanos harán uso de esta opción. Sería el número más alto registrado hasta ahora, comparado con el último récord del 30 por ciento en 2008.
 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.