18:23 › TUCUMAN

CFK llamó a "fortalecer el Estado" ante "un mundo diferente y complejo que se avecina"

Durante su discurso por el 197° aniversario de la Declaración de la Independencia, la Presidenta comparó la coyuntura actual con la de 1816 y afirmó que "el mundo que se está planteando y nos quieren imponer" implica "volver a ser productores de materias primas con poco valor agregado". Sostuvo que la respuesta ante eso debe ser "comprender la figura del Estado como gran constructor de las políticas económicas y sociales" y profundizar la integración sudamericana. También se refirió al espionaje estadounidense y volvió a pedir por la reforma judicial.

"Allá en 1852, cuando Rosas es derrotado, ganaron los que creían que la Argentina debía ser solamente proveedora de materias primas", recordó Cristina al comienzo de su discurso en el Hipódromo de San Miguel de Tucumán. De inmediato comparó esa circunstancia histórica con la actualidad y dijo que las potencias "se reservan la crema del valor agregado, la administración de los recursos que genera el trabajo mundial y quieren volver a una nueva configuración del mundo".

Expresó que "las materias primas han vuelto a tener un rol preponderante" pero remarcó que los países de la región "en estos años hemos crecido gracias a la industrialización, al valor agregado, al desendeudamiento". Afirmó que algunos buscan que América del Sur "vuelva a ser esa proveedora de commodities" y que se trasladen las grandes fábricas "allí donde hay millones de personas dispuestas a trabajar por menos salario del que se paga aquí en la región".

CFK agregó que "los gobernantes de la América del Sur tenemos el deber de ver lo que está pasando y unir nuestras fuerzas" y se refirió al escándalo por el espionaje estadounidense. "Me corre frío por la espalda cuando nos enteramos que nos están espiando a todos a través de sus servicios de informaciones, y del otro lado, dentro de nuestro propio país, solo escucho silencio", criticó. Además, comparó las reacciones opositoras ante el supuesto plan de vigilancia de la Gendarmería, llamado ProyectoX. "Es mucho mas cool la CIA que un gendarme", ironizó.

La mandataria adelantó que espera tratar el viernes en la reunión del Mercosur el tema del espionaje y que "los presidentes tengamos un fuerte pronunciamiento". "Más que revelaciones son confirmaciones que teníamos de lo que estaba pasando", añadió sobre las informaciones acerca del relevamiento de datos de parte de los servicios secretos de Estados Unidos.

Luego retomó la línea sobre "esta etapa que se avecina en lo mundial y en lo regional" y dijo que "el mundo que se está planteando y nos quieren imponer" implica "volver a privatizar nuestras exportaciones, volver a ser productores de materias primas con poco valor agregado".

Ante esto, consideró que "el instrumento más poderoso que hemos logrado los argentinos en esta década, además de la autoestima, es el Estado", al que identificó como "el gran reparador y el gran constructor para la ayuda, para el crecimiento". Remarcó que ese Estado necesita de sus tres poderes: un Poder Legislativo "que requiere de hombres y mujeres que cuando toman decisiones lo hagan pensando en los intereses de la República Argentina"; y un Poder Judicial que, dijo, no puede ser independiente "de los intereses de la nación y del pueblo".

"Fortalecer el Estado no es fortalecer un gobierno ni un partido", remarcó, y sentenció que "nadie es eterno ni lo quiere ser en el gobierno" para concluir que "lo que debe ser permanente, lo que debe ser para siempre, es nuestra Patria".

La Presidenta destacó también que el Ejecutivo "en estos 10 años ha administrado el comercio ayudando al empresariado nacional y a la banca nacional como nunca antes nadie lo había hecho". Remarcó que la actividad económica creció en abril un 7 por ciento interanual y que el superávit comercial de junio aumentó un 26 por ciento respecto al mismo mes del año pasado. Sobre el último dato, recordó que se logró a pesar de que algunos productores stockearon la cosecha de trigo. "Algunos que creen que guardándose parte de la cosecha me van a hacer correr", lanzó.

Sobre el final de su discurso, Cristina destacó la presencia de Susana Trimarco, madre de Marita Verón, y reiteró su pedido por la reforma judicial. "Que nadie me venga a hablar de seguridad si antes no me habla de reforma de la Justicia", expresó. También destacó la reforma política lanzada en 2009 porque "hoy permite que todos los partidos políticos tengan la misma oportunidad en la televisión, la radio y publicidad" y cuestionó a los candidatos opositores que "todos conocemos porque son siempre los mismos con distintos nombres y disfraces". Por último dijo a los militantes presentes en el acto que "siempre voy a estar junto a ustedes, desde cualquier lado, porque ante todo soy una militante peronista".

Compartir: 

Twitter
 

La Presidenta expresó su anhelo de que los presidentes del Mercosur acuerden un "fuerte pronunciamiento" en contra del espionaje digitado por Estados Unidos en Latinoamérica. "Nos están espiando a todos a través de sus servicios y en mi propio país sólo escucho silencio", advirtió.
 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.