21:47 › SEGUNDA GUERRA

Europa recordó la caída del nazismo

A 70 años del 10 de mayo de 1945, cuando Lorient, la última ciudad europea en manos nazis, se rindió a los aliados, los ministros de Defensa europeos se reunieron en la localidad francesa para conmemorar a las víctimas de la Segunda Guerra Mundial y reivindicar la integración de la Unión Europea. Ayer, el presidente Vladimir Putin encabezó la celebración en Moscú por la victoria decisiva del ejército rojo en Berlín.

Decenas de sobrevivientes y ministros de Defensa de Alemania, España, Polonia y Francia se concentraron en la base de submarinos que tenía Alemania durante la ocupación en ese estuario de la Bretaña francesa, en la actualidad reconvertida en un símbolo de la victoria de los Aliados. La ministra alemana, Ursula von der Leyen, destacó que "Alemania asume la responsabilidad de su historia y siempre la asumirá".

"La conciencia de nuestra historia guía nuestra política. Los aliados liberaron Europa, no olvidaremos a todos los que dieron la vida por nuestra libertad", agregó la ministra alemana ante la prensa.

Al igual que Von der Leyen, su par español, Pedro Morenés, consideró que el futuro de Europa pasa "necesariamente por una visión común de los problemas y de las oportunidades que se presentan". "Una reunión como la de hoy demuestra la voluntad y la responsabilidad de los ministros de Defensa en contribuir de manera esencial a ese futuro de Europa", afirmó.

Los ministros aprovecharon también el encuentro para preparar la próxima sesión del Consejo Europeo, que se realizará el mes próximo y en la que se abordarán especialmente asuntos relacionados con la seguridad, según adelantó a la prensa el ministro francés, Jean-Yves Le Drian.

Pero, sobre todo, se discutió la situación en Libia, un país con un Estado fallido, que hace más de un año expulsa a miles de inmigrantes clandestinos desde sus costas.

Le Drian adelantó que en el Consejo Europeo se deberán tomar decisiones sobre tres aspectos "que conviene no mezclar y tratarlos por separado". Por un lado, está la ayuda humanitaria inmediata para evitar los naufragios, objetivo de la llamada operación Tritón, que ha multiplicado por tres sus recursos después que más de 1.200 personas murieran ahogadas en el Mar Mediterráneo en menos de una semana.

En segundo lugar, dijo el dirigente galo, "si (el enviado de la ONU) Bernardino León consigue llegar a un acuerdo para que se forme un gobierno de unidad nacional en Libia, habrá una fase de transición que habrá que asegurar".

Le Drian no explicó cómo intervendría Europa para asegurar ese proceso de transición. En 2011, la OTAN, con mandato de la ONU, bombardeó Libia hasta conseguir el derrocamiento del entonces presidente, Muammar Kaddafi, y la victoria de un heterogéneo frente de milicias insurgentes, muchas de las cuales hoy combaten entre ellas en un clima de caos y vacío de podes.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y numerosas organizaciones humanitarias ya advirtieron que una solución militar no hará más que empeorar la situación en Libia y, especialmente, hará aún más peligroso el viaje para los cientos de miles de refugiados que intentan desesperadamente escapar de la violencia que sacude sus países y llegar a Europa.

Compartir: 

Twitter
 

"Alemania asume la responsabilidad de su historia", dijo la ministra de Defensa teutona.
 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.