Para evitar un Fukushima europeo

Los ministros de Energía de la Unión Europea (UE) continuarán mañana en Bruselas el encuentro extraordinario por la crisis en Japón para analizar la alarma en torno a la central nuclear de Fukushima. Europa someterá a examen su red de seguridad en las instalaciones nucleares para evitar una posible catástrofe. La canciller alemana, Angela Merkel, anunció el congelamiento de los proyectos nucleares en el país.

El debate en Europa promete ser más que áspero, la comisaria de Cambio Climático de la UE, Connie Hedegaard, señaló que a pesar de accidentes puntuales la energía nuclear sigue siendo la más "limpia" en el sentido de que no produce emisiones de gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono (CO2), causantes del calentamiento global.

Por su parte, el comisario de Energía del bloque comunitario, Günther Oettinger, lanzó el debate en virtud de la gravedad de la situación en varias centrales nucleares niponas, según informó la agencia DPA. "Las consecuencias de lo ocurrido en Japón es totalmente imprevisible", aseguró Oettinger, como argumentación de la necesidad de convocar esta cita urgente en Bruselas.

En ese sentido, la canciller germana, Angela Merkel, anunció que su país retrasará su programa para alargar la vida operativa de varias centrales y reactores germanos. Merkel lanzó así un claro mensaje político a Europa, un continente con abundantes centrales nucleares, al anunciar que el proyecto de prolongar el funcionamiento de las centrales alemanas se retrasa tres meses para "analizar los protocolos de seguridad".

Según datos de la UE, los países comunitarios con más centrales nucleares en funcionamiento son Francia (19 centrales), Alemania (12 centrales), Reino Unido (9), Suecia (7) y España (6).

"El objetivo de esta reunión ministerial es, sobre todo, recabar toda la información detallada que sea posible sobre los planes nacionales de contingencia en caso de emergencia nuclear (en Europa)", aseguró hoy una portavoz de Bruselas.

"Se ha invitado a 27 ministros de Energía, a todos los responsables de los organismos nacionales de seguridad nuclear en la UE y a todos los operadores de plantas nucleares en Europa, así como a los principales fabricantes mundiales de material nuclear en Europa", informó la Comisión Europea.

Por su parte, la vicepresidenta segunda del gobierno y ministra española de Economía, Elena Salgado, pidió a sus socios de la UE que no se dejen llevar por el "calor" del momento en la crisis nuclear japonesa, y les instó a realizar una evaluación más serena, sin extrapolar consecuencias a Europa.

"Creo que debemos siempre intentar tener una perspectiva más global y no la que se refiere a una cuestión concreta (...) en el caso de Japón. Por el momento, las centrales están resistiendo gracias a las medidas de protección que se han puesto en marcha en las propias centrales. Vamos a desear que las cosas no vayan más allá", comentó.

"Tenemos 142 plantas nucleares en Europa, así que lo que de verdad importa no es la cifra, sino gestionar la seguridad de manera impecable", agregó Connie Hedegaard. Los ministros de Medio Ambiente de la UE comenzaron a examinar hoy las eventuales conclusiones prácticas que podrían extraer Europa de la catástrofe en Japón.

Según datos de Bruselas, cualquier problema que se pudiera producir en las centrales nucleares niponas no tendrá impacto en territorio europeo. "En estos momentos el nivel de radiación en los Estados miembro es totalmente normal", según comentó la portavoz del Ejecutivo de los 27 socios.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.