16:31 › EL AVANCE SOBRE EL ESTE REBELDE

Khadafi continúa la marcha hacia Benghazi

Los rebeldes libios aseguraban haber reconquistado la ciudad de Brega, el segundo puerto en importancia petrolera, para lograr detener el avance de las fuerzas leales al dictador Muammar Khadafi en el este del país. Pero la mayoría de las fuerzas rebeldes resistían los ataques del ejército del régimen sobre la ciudad de Ajdabiya, última ciudad controlada por la oposición antes de Benghazi, donde radica el Consejo Nacional de Transición, y además principal nudo de comunicaciones del este del país. Además,mientras el Consejo de Seguridad de la ONU no alcanza un acuerdo para imponer un un bloqueo aéreo, Khadafi reanudó los ataques desde el aire al oeste del país.

El viernes, las fuerzas de Khadafi habían retomado la localidad de Ras Lanuf y ayer habían hecho lo propio en Brega, pero el general Omar Al Hariri, jefe militar del Consejo Nacional opositor, declaró que sus fuerzas pudieron recuperar Brega debido a que las fuerzas "revolucionarias" se habían reorganizado y, en cambio, las fuerzas del líder libio estaban "debilitadas porque no luchan por una causa. La mayoría de las fuerzas de Khadafi son mercenarios que luchan por dinero", aseveró.

Según la cadena de televisión qatarí Al Jazeera, numerosas familias huyeron de Brega y de las localidades próximas por temor a nuevos enfrentamientos y se encuentran instaladas en tiendas de campaña en pleno desierto, donde carecen de alimentos, medicinas y otros bienes básicos.

En tanto, las fuerzas leales al régimen realizaron ataques aéreos en Ajdabiya que alcanzaron impactar en un hospital y en un campamento militar, pero no se registraron víctimas. Los bombardeos aéreos se concentraron en esta ciudad en la que ayer se replegaron los defensores de Brega. Los revolucionarios han visto como la superioridad aérea, con el despliegue artillero y el apoyo marítimo, en el avance de las tropas del régimen lograron doblegar la resistencia miliciana.

El mando militar rebelde movilizó al menos una parte de sus escasas piezas de artillería y de carros de combate para preparar la defensa de Ajdabiya con trincheras y obstáculos improvisados. Si las fuerzas de Khadafi logran afianzar la posición dominarían o tendrían acceso directo a las vías que comunican con la capital rebelde y la frontera con Egipto.

Las brigadas del líder libio también sometieron a un bombardeo a los rebeldes presentes en Misrata, ciudad del oeste del país, aislada del territorio en manos rebeldes entre Trípoli y Sirte. Anoche se escucharon potentes detonaciones en el centro de la población que alcanzaron zonas residenciales más alejadas del corazón de la ciudad.

Además, la ciudad de Al Zawara, la última población importante antes de la frontera con Túnez, también fue sometida a los disparos de la artillería, en una zona en la que aparentemente las fuerzas de Khadafi habían logrado sofocar con extremada dureza los focos de revuelta. Según indicó Al Jazeera, las tropas del régimen atacaron por uno de los accesos la ciudad, donde hasta ahora no había noticias de combates o resistencia armada organizada.

Paralelamente, el líder libio había convocado anoche a los embajadores de China, India y Rusia, a quienes les aseguró que las compañías petroleras de esos tres países pueden participar a gran escala en la extracción de crudo en el país norafricano. Muchas embajadas de países occidentales ya habían cerrado sus embajadas en Libia hace varios días.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.