13:51 › ALERTA MáXIMA

Amenaza nuclear y desabastecimiento

Tras una fuerte réplica y una nueva explosión producida en el reactor 3 de la central nuclear Fukushima 1, la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) indicó que el recinto de seguridad del reactor está intacto, aunque permanece la amenaza de una fusión de las barras de combustible en tres de ellos. En el reactor 2 podría haberse producido ya una fusión parcial.

Una primera explosión se produjo el sábado en el edificio del reactor número 1 tras el devastador terremoto y el tsunami posterior. En la mañana de hoy, noche del domingo en Argentina, se produjeron dos nuevas explosiones en el reactor número 3 provocadas por la acumulación de hidrógeno, tras una réplica de 6 puntos en la escala Richter.

Pese a los esfuerzos del gobierno nipón en transmitir mensajes tranquilizadores, el mundo entero sigue con preocupación creciente la amenaza nuclear. Por eso, los cancilleres de la Unión Europea se reunirán hoy en Francia y serán recibidos por el presidente francés Nicolas Sarkozy, anfitrión de una cena prevista en el Elíseo, sede de la presidencia, y continuarán sus discusiones el martes.

Según informó la agencia DPA, las tiendas están cerradas en numerosas calles de la región en crisis. En algunos lugares el asfalto está levantado a consecuencia del terremoto y un edificio de oficinas está en ruinas. Los automóviles se hacen a las carreteras en busca de una gasolinera. Pero una tras otra están cerradas y cuelga el cartel de "agotado".

En la ciudad de Kagamiishi se formaron hoy largas colas en el único supermercado abierto. Todos esperaban hacerse con lo más necesario. Nadie empujaba y todos esperaban pacientemente sin protestar. "La gente necesita sobre todo alimentos, pero apenas quedan", explica Tomomi Goton, de 19 años. "Los almacenes están casi vacíos y nadie sabe cuándo llegan repuestos". Y sin gasolina no se pueden transportar alimentos frescos.

Sakiko Sato, en avanzado estado de embarazo, espera paciente en la cola del supermercado, con la esperanza que aún queden pañales y leche para bebé. "Podría ir también a un refugio, pero allí no tienen nada, así que mejor me quedo en casa", explica la mujer de 23 años, que espera a su bebé para alrededor del 25 de marzo. "Tengo miedo", reconoce ante la idea de que en las cercanas centrales nucleares pueda producirse una catástrofe.

Para preservar el servicio de energía eléctrica, el gobierno aprobó los planes al respecto de las eléctricas Tepco y Tohoku. Los primeros apagones se anunciaron para la mañana, aunque después se aplazaron al señalar que la demanda era menor de lo esperado, según Tepco.

Mientras, las explosiones en el reactor nuclear desatan el miedo de los japoneses: sin gasolina nadie puede huir con rapidez, afirma Tomomi Goton. Incluso aunque el gobierno haga una llamada urgente de evacuación por problemas en las centrales. Mucha gente está ya de camino hacia zonas que se creen más seguras.

Pero ello tampoco puede hacerse sin problemas. La mayor línea ferroviaria del país interrumpió la circulación en la región de Tokio y muchos trenes rápidos no circulan, mientras los pasajeros tienen que tomar trenes regionales. También en la estación de Yokohama, a unos 30 kilómetros, la gente se agolpa por conseguir un billete en uno de los últimos trenes.

Compartir: 

Twitter
 

También están en emergencia las centrales de Tokai y Onagawa. Mientras tanto, los japoneses sufren el desabastecimiento de alimentos y combustibles. Las empresas de suministro eléctrico esperan cuellos de botella, ya que muchas estaciones nucleares fueron apagadas tras el terremoto del viernes por tiempo indefinido.
 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.