La oposición siria volvió a pedir que se ataque a Al Assad

El líder de la Coalición Nacional Siria, Ahmed Assi al Yarba, se reunió en París con el presidente francés, François Hollande, y le pidió que, junto con Estados unidos y Gran Bretaña, le dé una "fuerte respuesta" al gobierno de Bashar al Assad tras el ataque con armas químicas que, a pesar de que se le atribuye al régimen, aún no se sabe quién lo cometió. El primer ministro británico, David Cameron, pidió al Parlamento que lo autorice a participar de una intervención.

"Este crimen no quedará impune", dijo Al Yarba a Hollande, a quién le insistió "una fuerte respuesta fuerte de las Naciones Unidas y los aliados internacionales del pueblo sirio". Tras el encuentro, Hollande volvió a abogar por una "reacción proporcionada" de la comunidad internacional contar la "escalada de la violencia", al tiempo que reiteró la necesidad de una "solución política" para el país.

En su opinión, esa solución pacífica será posible si la oposición ofrece una alternativa "con la fuerza necesaria" al Ejército sirio. Hollande reiteró el apoyo a la coalición opositora y habló de enviar ayuda más humanitaria y material. Anteriormente había anunciado también apoyo militar, sin concretar.

En tanto, el primer ministro británico, David Cameron, urgió al Parlamento británico a respaldar una moción a favor de una intervención militar en Siria, durante la apertura de un debate para el que fue convocada la cámara antes de finalizar sus vacaciones de verano. Los diputados fueron llamados a debatir "una respuesta a uno de los usos más aborrecibles de armas químicas del último siglo", dijo Cameron, quien se encargó de rechazar las comparaciones sobre la invasión en Irak de 2003.

"No se trata de tomar parte, ni de invadir, no se trata de un cambio de régimen o incluso de trabajar más estrechamente con la oposición", sino de un uso a gran escalad de armas químicas y nuestra respuesta a un crimen de guerra, nada más", señaló. Poco antes, el gobierno británico hizo pública su posición legal sobre una posible intervención militar el Siria, constatando que "el objetivo es "mitigar el sufrimiento humano mediante la disuasión o interrupción del uso de armas químicas". Para ello, buscará el apoyo del Consejo de Seguridad de la ONU, afirma el comunicado, pero añade: "Si se bloquea una acción en el Consejo de Seguridad de la ONU, la ley internacional permite a Reino Unido adoptar medidas excepcionales".

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente ruso, Vladimir Putin, discutieron hoy por teléfono sobre la escalada del conflicto en Siria y coincidieron en la necesidad de darle una solución política. Ambos "estuvieron de acuerdo en que el conflicto sólo puede resolverse políticamente y en que hay que continuar con los esfuerzos por convocar una Conferencia Internacional sobre Siria", señaló el portavoz del gobierno alemán, Steffen Seibert.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.