DEPORTES › OSCAR AHUMADA PODRíA DEJAR DE JUGAR AUTOMáTICAMENTE EN RIVER

Primera baja tras la crisis

El volante comparó desfavorablemente a los hinchas de River con los de Boca y provocó una reacción inmediata. Fuentes del club señalaron que es difícil que vuelva a actuar en el equipo.

Si el momento que vive River es todavía bastante sensible, Oscar Ahumada se transformó, voluntariamente o no, en la primera baja, al criticar la falta de apoyo de los hinchas, mientras ponderó la actitud de los fanáticos de Boca. Las reacciones fueron inmediatas: desde los foros en Internet y en el mismo club, los hinchas pidieron que el mediocampista fuera sancionado y que no continuara en River, lo que fuentes del club estimaron anoche ante Página/12 como “muy probable”. Ahumada se transforma así en la primera víctima de una semana desastrosa que comprendió la derrota en el Superclásico y la eliminación de la Libertadores.

En su casa de Zárate, sin presión –lo que puede indicar parte de la motivación–, Ahumada se refirió a la reacción de los hinchas tras la eliminación. “Molesta el repudio de la gente, tal vez tengan margen por lo que ocurrió, pero cuando San Lorenzo se puso 2-1, la cancha enmudeció. Se sintió ese silencio atroz y quizás eso se transmitió a la cancha”, aseguró el futbolista, enojado con el trato de su propia hinchada, que despidió al equipo con silbidos tras el empate con sabor a derrota histórica en la copa y lo recibió con maíz el último domingo frente a Gimnasia.

Sin embargo, lo que resultó increíble fue la comparación que formuló entre las hinchadas de River y Boca, destacando a la última al recordar diferentes reacciones ante circunstancias similares. “Yo jugué en la cancha de Boca y ganando nosotros 2-0 la hinchada de ellos se nos caía encima”, disparó.

Las inesperadas opiniones de Ahumada impactaron sorprendiendo a propios y a extraños. Los hinchas de River, enterados de las declaraciones, empezaron a manifestarse en las decenas de foros de Internet dedicados al club de Núñez. Pidieron que Ahumada se fuera del club y lo insultaron tanto como a la mayoría del plantel. Pero el enojo de los hinchas no se detuvo ahí, donde el anonimato quizá sirva como protección, sino que varios socios llamaron al club para pedir una sanción inmediata para el jugador, que tiene contrato hasta junio y ofertas de España y de Grecia.

Ahumada también tuvo tiempo para la autocrítica. El mediocampista le dio mayor relevancia a la eliminación de la Libertadores, que algunos de sus compañeros, como Sebastián Abreu, intentaron desdramatizar y enmarcar en un partido de fútbol. “Nos dio un golpe muy duro. Llevó dos o tres días reponernos”, aceptó el mediocampista y además se lamentó por la manera en que se había presentado el partido, con dos goles de ventaja y con dos hombres más que el rival. “Si tengo la fiera herida, le aplasto la cabeza. Le hago cuatro, cinco o seis goles. Se sabe que el animal que está herido es el que más tira a defenderse y eso es lo que pasó el otro día. Ganar un campeonato (por la posibilidad del título del Clausura) no va a tapar todo.”

El presidente José María Aguilar aseguró ayer que la derrota ante San Lorenzo “no fue la peor derrota de la historia” y añadió: “No está ni entre las cinco peores. Fue una frustración importante, pero todos los clubes a lo largo de su historia tienen grandes hazañas y grandes frustraciones”.

Compartir: 

Twitter
 

“¿Qué les pasa?”, parece preguntarles Ahumada a los hinchas.
Imagen: EFE
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.