DEPORTES › TENIS > JIMMY CONNORS ANALIZA AL MEJOR TENISTA DEL MOMENTO

“Nadal lo da todo en la cancha”

El estadounidense, una leyenda de la raqueta, admira al español, pero subraya que esta época no puede compararse con aquella en la que jugaba contra John McEnroe o Guillermo Vilas. “Los muchachos de hoy tienen más oportunidades.”

 Por Sebastián Fest

Jimmy Connors admira a Rafael Nadal por su actitud en la cancha y amor por el tenis, pero cree que su época no se puede comparar con la actual, porque los jugadores actuales “tienen todo lo que quieren”. “Los muchachos de hoy tienen todo lo que quieren, entrenadores, equipamiento. Todas las oportunidades para jugar mejor que mejor”, dijo durante una entrevista en Nueva York el hombre que más torneos (109) ganó en la historia del tenis.

Connors, de 58 años, compartió con Nadal las horas previas a la final del US Open, una semana atrás. Escuchó cuando su histórico archirrival John McEnroe le lanzó la ya mítica frase al español –“la historia te espera”–, y se alegró sinceramente por el éxito del número uno.

“Hay muchachos que trabajan duro, como Nadal, que hacen lo que sea necesario para ser un mejor jugador. De eso se trata el tenis, de luchar para alcanzar la perfección”, enfatizó Connors, que siguió luchando en las canchas ya entrados los 40 años.

–¿Cuáles son las grandes diferencias entre su generación y la actual?

–Usted vio las dos generaciones, así que probablemente vea las diferencias. Nosotros teníamos un equipamiento diferente, los muchachos de hoy tienen todo lo que quieren, entrenadores, equipamiento. Todas las oportunidades para jugar mejor que mejor. Y cuando llegás a un nivel más alto ya tenés la base para saltar a otro.

–¿Disfrutan los jugadores de hoy con su deporte?

–El US Open es un lujo, no siempre se ve todo el trabajo y sacrificio que hay acá. La experiencia del tenis fue grandiosa para mí, el problema es que no pude disfrutar el camino, estaba demasiado preocupado por jugar y ganar. Hoy es distinto. Los jugadores ganan un torneo y se toman tres semanas libres. Yo no podía, en nuestra época eso no era así, no podías hacerlo.

–¿Tiene sentido el debate acerca del mejor de todos los tiempos? ¿Existe ese jugador?

–Realmente no me importa. Las opiniones son como los zapatos, cada uno tiene un par. No me importa, no me importa si no mencionan nunca más mi nombre. No me importa.

–Con las raquetas de madera y las actuales es como hablar de dos deportes diferentes...

–Exacto, ¿cómo compararlo? Por un lado está lo de ver cómo seríamos nosotros jugando con las raquetas de hoy. Pero también es interesante qué pasa si les das a los jugadores de hoy nuestro equipamiento de entonces. Habría que ver cómo jugarían, si son capaces de dar los mismos golpes. El debate no es justo. Si jugás más o menos bien sos bueno un año, pero si sos grande lo eres todo el tiempo. Un campeón es siempre un campeón.

–¿Qué es lo que más le gusta de Nadal?

–De Nadal me gusta la forma en que encara lo suyo cada día. Sale a la cancha, da todo lo que tiene, juega duro, entrega todo en cada partido, quiere seguir ahí dando todo lo que se necesita para ganar. Y cuando termina, termina.

–Nadal-Federer y otras rivalidades actuales son muy diferentes del Connors-McEnroe de los ’70. ¿Lo ve así?

–No había rivalidades amistosas en mis tiempos, todo era muy real. No es que esto no lo sea, pero aquello era más que tenis. Era como Larry Bird y Magic Johnson, Celtics y Lakers, Alí y Frazier. Era una rivalidad que hoy en día no es ni por asomo tan intensa.

–¿Puede Nadal superar a Federer como jugador?

–Están jugando en la misma generación, ésa es una comparación que puedes hacer. Si Nadal gana 17 Grand Slams es un aspecto de la rivalidad. La idea es que la rivalidad debe crear el interés en cada momento, la tensión, que la gente quiera ver Federer-Nadal, Federer-Nadal, que no se canse. Y ése es el caso con ellos.

“El dinero siempre fue parte del juego”

¿Es posible que tanto tenis en televisión y en Internet sature al público y le haya quitado al tenis la imagen romántica de los ’70?

–Era más inusual, sí. La televisión por cable que muestra hoy tanto tenis... Yo jugaba aquí, en Nueva York, pero en las tres semanas previas no se me mostraba en todos los canales. Quizá demasiado tenis sea un asunto que esté afectando, sí.

–¿Y el excesivo dinero? ¿No se gana demasiado?

–¿Puede el dinero ser en algún momento demasiado? Todas las generaciones anteriores jugaban por eso. No se puede decir que haya demasiado dinero. A Nadal no le importa el dinero, el dinero le viene con las victorias. Desde afuera tengo a veces la impresión de que hay cosas que se miden por la cuenta bancaria, no por tus victorias. Algunos juegan por el dinero, otros juegan para eternizarse en el tiempo.

–Pero la entrega de premios a la campeona Kim Clijsters tuvo un momento cumbre cuando se dijo que cobraría 2,2 millones de dólares...

–El dinero siempre crea interés, cuanto más dinero, más interés, porque la gente cree que es más grande. Y lo es. Me interesaría ver cómo reaccionarían si se jugasen su propio dinero. Yo diría: “Vamos, Johnny Mac, pongo un millón de dólares de mi propio dinero, poné vos otro millón”. Siempre es fácil jugar por el dinero de otro, pero el dinero es parte del juego, fue así siempre. Para todos los deportistas, de cualquier disciplina, el dinero llegó a un nivel asombroso, pero para eso trabajamos, para eso se creó el tenis profesional, para vivir de esto.

Compartir: 

Twitter
 

“Nadal trabaja duro porque de eso se trata el tenis”, opina Connors.
Imagen: AFP
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared