DEPORTES › OPINION

Braña y el “fútbol-angustia”

 Por Diego Bonadeo

Como futbolista, Alejandro Sabella era de los que en general daba placer disfrutar. No era un forcejeador –estilo tan en boga por estos tiempos– ni un representante de lo que podríamos llamar “fútbol-angustia”.

Pero el de Sabella no es un caso aislado de entrenadores ex jugadores que parecen pensar un fútbol diferente al que jugaban.

Por esto no puede llamar demasiado la atención que haya convocado a la Selección Argentina a Rodrigo Braña, absurdamente uno de los seudojugadores más caros del plantel de Estudiantes de La Plata.

Resulta lógico, para cierta desculturización del juego, que sus dientes apretados y sus ojos desorbitados sean más tenidos en consideración en su equipo que, por ejemplo, la mente despejada y la gambeta lúcida de Gastón Fernández.

Esa desculturización se traslada a la Selección, cuando, por caso y no hace tanto, el propio Sabella afirmaba –pareciera que casi sin rubor– que Lucho González bien podría ser un “triple cinco”. O sea un “quince”. Además, en sintonía con la convocatoria de Braña.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.