DEPORTES › FUTBOL RIQUELME CONTINúA CON LA REHABILITACIóN Y PIENSA EN COLóN

No se quiere perder ninguno

Pese a que los médicos del club lo desaconsejan, el volante está tan enchufado que trabaja para llegar en condiciones al partido del próximo martes frente a los santafesinos. Falcioni también quiere preservarlo.

Juan Román Riquelme, el capitán de Boca, continuó ayer con la rehabilitación de la lesión que padece en el tobillo izquierdo, y su intención es jugar el martes próximo ante Colón, en Santa Fe, por la undécima fecha del torneo Apertura de fútbol. El volante, afectado por una talanitis (inflamación en el talón izquierdo) y una fascitis plantar, se ejercitó en el gimnasio y no participó de las tareas regenerativas que sus compañeros realizaron en el predio de Casa Amarilla, que consistieron en partidos informales de fútbol.

La intención del entrenador Julio Falcioni es preservarlo, aunque seguramente será el propio Riquelme quien decidirá si juega o no ante los santafesinos, o bien espera el partido contra Atlético Rafaela, de la 13ª fecha, a jugarse el domingo 30 de octubre.

Los doctores José María Veiga y Pablo Ortega Gallo, con los que tiene contacto diario, sugieren que no juegue en Santa Fe y que logre una mejor condición para el partido con Rafaela, y Riquelme espera mantener en las próximas horas una entrevista con Jorge Batista, consultor médico del plantel. Riquelme reiteró ayer la rutina del día anterior, sometiéndose a sesiones de kinesiología sin aparecer por la cancha, y así continuará seguramente en los próximos días, para tomar a último momento una decisión sobre jugar o no el martes.

Otro futbolista que realizó tareas diferenciadas fue el defensor Clemente Rodríguez, quien trotó alrededor de una de las canchas con el kinesiólogo Leonardo Betchakian. Además, Walter Erviti estuvo ausente por haber sido padre de un varón, mientras que Sebastián Battaglia, después de varios días, volvió a realizar algunos ejercicios en el campo. Matías Giménez tomó por primera vez contacto con la pelota, luego del desgarro de muslo derecho sufrido el 25 de septiembre.

La mayor parte del entrenamiento transcurrió en el gimnasio, después de lo cual los futbolistas salieron a la cancha principal del predio para jugar un cuadrangular de fútbol reducido entre equipos de seis integrantes cada uno. Cuando la mayoría había terminado con la actividad, Blandi y Cvitanich se dirigieron hacia el área que da al estadio cubierto, para alternarse en el rechazo de tiros de esquina al primer palo.

Compartir: 

Twitter
 

Riquelme sufre una fascitis plantar y una inflamación en el talón.
Imagen: Télam
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.