DEPORTES › OPINIóN

Bombas de estruendo

 Por Diego Bonadeo

La contradictoria paciencia con que la corporación resultadista disimuló las paupérrimas campañas del entrenador Miguel Angel Russo a cargo del plantel de Racing, pero muy especialmente luego, a cargo de Estudiantes de La Plata, no se condice para nada con la impaciencia con que esa misma corporación y otras parecidas no disimularon para nada casos como el de Angel Cappa en River Plate y en Gimnasia y Esgrima La Plata o el de Eduardo Berizzo en Estudiantes de La Plata o más recientemente el de Omar Asad en San Lorenzo de Almagro.

La promoción –en realidad pareció mucho más que eso una operación mediática– para “ubicar” al permanentemente en el candelero Ricardo Caruso Lombardi, antes de que asumiera Leonardo Madelón en el lugar dejado por Asad, pareciera ir en el mismo sentido, así como los casi nulos cuestionamientos de esa misma “facción” respecto de la pobreza futbolística de la selección nacional en las eliminatorias para el Mundial de 2014.

Y quizá no tan curiosamente, las bombas de estruendo con que fue agredido el arquero de Banfield Cristian Luchetti antes del cuarto de hora inicial del partido contra Estudiantes fueron arrojadas vaya uno a saber por qué y por quién.

Durante muchas fechas Estudiantes marchó entre los últimos y nada de esto pasaba...

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.