EL PAíS › LA UCR, EN MEDIO DE CAMBIOS DE CONDUCCIóN

Gil Lavedra sigue, Morales no

 Por Sebastian Abrevaya

Después de la tumultuosa convención radical del fin de semana y con la candidatura del intendente de Santa Fe, Mario Barletta, avanzando a paso firme hacia la presidencia del Comité Nacional, los radicales se enfrascaron en las últimas horas en la pelea por la conducción de los bloques parlamentarios. Mientras en el Senado dejaría la jefatura el alfonsinista Gerardo Morales, en Diputados continuará el ex camarista Ricardo Gil Lavedra al frente de la principal bancada de oposición en el Congreso, con 41 integrantes.

Después de la durísima pelea de 2009 entre el sector liderado por el cordobés Oscar Aguad y el alfonsinismo, representado por Gil Lavedra, este año la situación parece más tranquila. No porque los sectores en pugna hayan declinado sus aspiraciones sino porque la relación de fuerzas y la composición de estos espacios cambió drásticamente. En aquel momento, y para evitar una fractura, se resolvió que se turnarían un año la presidencia del bloque para Aguad y la vicepresidencia de la Cámara para el alfonsinismo y al año siguiente viceversa.

Para el período 2011-2013, en cambio, el flojo desempeño electoral de Ricardo Alfonsín no parece obstruir la continuidad de Gil Lavedra en la conducción. El eclipse de la figura de Julio Cobos y la posterior desaparición del cobismo diluyó el heterogéneo espacio que se había conformado en Diputados en torno del diputado cordobés. Según fuentes parlamentarias, Gil Lavedra contaría hoy con unos 25 avales de los 41 diputados, mientras que Aguad viene tomando fuerza, aunque parte de un piso de diez respaldos. El otro cordobés, el diputado electo Mario Negri, intentó terciar en esa disputa, pero no logró ganar la interna hacia adentro del alfonsinismo y aparece hoy con pocas chances.

La diferencia entre 2009 y lo que ocurre actualmente se explica también porque los diputados ingresantes pertenecen en su mayoría al alfonsinismo, que se impuso en la confección de las listas, y porque en gran medida los salientes fueron electos en 2007 por las listas de la Concertación Plural, que encabezaba Cobos, y que luego se reincorporaron a la bancada del radicalismo. Ricardo Alfonsín, ex candidato presidencial, desistió de ocupar cualquier cargo institucional luego del once por ciento obtenido en octubre.

En el Senado, en cambio, la situación es un poco más compleja. El jujeño Gerardo Morales se quedó sin oxígeno para renovar otros dos años la jefatura de la bancada, donde también la UCR es la primera fuerza de la oposición. En verdad, en 2010 había sufrido un intento de golpe por parte de senadores cobistas, que fue frenado gracias al respaldo del titular del partido, Ernesto Sanz, y sus dirigentes más cercanos, Mario Cimadevilla y Juan Carlos Marino. En esa circunstancias, impulsó al tucumano José Cano para sucederlo. En este sector se encuadran también el santacruceño Alfredo Martínez y, en menor medida, el entrerriano Arturo Vera.

Sanz, en cambio, le propuso la presidencia del bloque al formoseño Luis Petcoff Naidenoff, y sumó al chaqueño Roy Nikkisch al sector que conforman con Cimadevilla y Marino. Como tercero en discordia se encuentra un tercer espacio, referenciado todavía en la figura de Cobos e integrado por Laura Montero, Eugenio “Nito” Artaza, Pablo Verani y Emilio Rached. El alfonsinismo ofreció a este grupo a la vicepresidencia del cuerpo (hoy en manos de Marino) a cambio del apoyo a Cano. La resolución llegará el próximo martes, un día antes de que deban presentar formalmente las autoridades del bloque a las autoridades de la Cámara.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.