DEPORTES › EL CURIOSO CASO DE ALBERTO CANDIOTI, EX ASESOR DE JULIO GRONDONA

Con el cartelito de buscado

Capitán del Ejército durante la última dictadura y ex vicepresidente de Colón, a Candioti se lo imputa por la desaparición de un soldado conscripto en 1976. Y en la actualidad figura en la página de Interpol buscado por secuestro.

 Por Gustavo Veiga

Suele decirse que el tiempo pone a las cosas en su lugar. O a cada quien en su sitio. Aun cuando a Alberto Candioti, ex vicepresidente de Colón de Santa Fe, ex asesor de Julio Grondona y capitán del Ejército durante la dictadura se lo mencionó en una denuncia anónima de la Conadep en 1983, durante casi tres décadas nada ni nadie alteró su tranquilidad. En la AFA sostienen que hace un año y medio dejó de ser apoderado del Instituto Superior de Arbitraje cuyo director es el ex referí Juan Bava. Tampoco revista más como asesor del presidente vitalicio de la Asociación, función que cumplió durante más de diez años. Pero las pistas sobre quien fuera un importante dirigente futbolístico al que se imputa haber participado en la desaparición del soldado conscripto Roberto Daniel Suárez el 1º de agosto de 1977, llegan desde otro lugar: una página de Interpol. Allí figura como buscado por secuestro (kidnapping, en inglés). La oficina de Asuntos Internacionales le confirmó a Página/12 el viernes por la tarde que esa información podría estar vigente: “La página se actualiza todos los días”, señaló la fuente policial.

A Candioti, de 67 años, nacido el 16 de enero de 1945 en Santa Fe, se lo intenta llevar a juicio por el secuestro de Suárez. Lo que no equivale a decir que en la página www.interpol.int aparece por eso. Los datos que se mencionan del militar retirado, como la fecha y el lugar de nacimiento, son correctos. Pero no tiene fotografía, como sí la mayoría de los buscados por algún delito. A estos datos sobre el ex vice de Colón se agrega lo que publicó el portal de noticias Redacción Santa Fe el 9 de este mes: “El nombre Candioti está en un organigrama, vinculado directamente al Batallón 601 (que contaba con más de 4300 agentes de inteligencia en toda la Argentina), mientras se desempeñaba como teniente 1º en la Agrupación de Ingenieros Anfibios 601, con sede en la ciudad de Santo Tomé. El mismo informe lo vuelve a mencionar bajo el título Pase de Agentes entre Organismos de Inteligencia, donde ubica otra vez al ‘Tte. 1º Candioti, Alberto Julio’ en el listado de oficiales pertenecientes al Batallón 601 sin jurisdicción, que tuvieron destino en Santa Fe”.

El artículo del periodista Nicolás Lovaisa se completa con otra información sobre los últimos pasos del ex capitán del Ejército y letrado: “El ex asesor adscripto de la AFA figura en la lista definitiva de abogados para la integración del Jurado de Enjuiciamiento de la Nación a partir del 1º de marzo de 2012, como integrante del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal y destacando que ‘cumple requisitos’ para participar del sorteo en el cual, finalmente, no tuvo suerte”.

Alejado del fútbol, de Candioti se conoce su desempeño como abogado. Pero ya no como defensor de Grondona, como alguna vez sucedió en junio de 2000, cuando el por entonces diputado nacional y luego gobernador de Chubut, Mario Das Neves, denunció al presidente de la AFA. En aquella oportunidad, lo patrocinó en una causa por presunta violación de la Ley Penal Tributaria y administración fraudulenta en la que el viejo dirigente salió indemne.

Ahora Candioti aparece ligado al llamado deporte de los reyes. Trabaja como asesor letrado de la Unión de Trabajadores del Turf de Argentina (UTTA), donde además revista como empleado de su Obra Social (Ospat). A fines de octubre del año pasado visitó Mar del Plata, donde participó de una reunión en la que se trató la reapertura del hipódromo local.

El presidente del Instituto Provincial de Lotería y Casinos bonaerense, Jorge Rodríguez, señaló en aquel momento sobre la presencia de Candioti y el secretario de Vivienda de la UTTA en el encuentro: “Vi en ellos un interés importante en relación al destino de esta actividad, y me sorprendería que de pronto aparecieran siendo uno de los oferentes...”, describió el portal de noticias marplatense www.0223.com.ar.

El hijo del soldado Suárez, Sebastián, nació en cautiverio y milita en HIJOS. “Yo me enteré quién era Candioti hace pocos años, aunque me di cuenta de que goza de los beneficios del poder. En la Conadep hay una denuncia anónima de 1983 donde está mencionado. Su número de legajo es el 1421”, le dijo al autor de esta nota el 21 de diciembre de 2009. Sus abogados, Lucila Puyol y Guillermo Munné, intentan desde hace tiempo que el ex vicepresidente de Colón sea indagado en la megacausa 16/08 por “Delitos de lesa humanidad sobre hechos ocurridos entre 1976 y 1983” que instruyó el Juzgado Federal Nº 1 de Santa Fe, a cargo de Reinaldo Rodríguez. Suárez (h) afirma que sus abuelos le contaron cómo, siendo apenas un bebé, lo entregaban “en el patio del lugar de detención, ahí me dejaban desnudo, bajo la helada y después venía mi mamá a buscarme. Por eso, mis abuelos no me llevaron más y a los diez años contraje una neumonía. Tuve consecuencias por eso. Todo lo que pasé me provocó problemas personales, sufrí una ruptura forzada del vínculo con mi mamá y hasta llegué a odiarla. ¡Una locura! Terminamos viviendo en La Pampa porque a mi familia le dijeron que se fuera”.

Los represores denunciados en la investigación sobre estos hechos irán a juicio oral por los casos de 57 víctimas. Candioti no está entre ellos. Sólo puede temer por la imputación de Suárez, el hijo del conscripto desaparecido. Aunque no parece vivir apremios en su vida pública, ni siquiera por la chance de ser buscado por Interpol o haber integrado el temido Batallón 601 de Inteligencia.

Compartir: 

Twitter
 

Alberto Candioti tuvo funciones en la AFA hasta hace un año y medio.
Imagen: Almeida
SUBNOTAS
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.