DEPORTES › RIVER RECIBE A ALMIRANTE BROWN CON EL OBJETIVO DE ASEGURARSE SU REGRESO A PRIMERA

Una tarde de márgenes estrechos

El equipo de Matías Almeyda debe ganar para volver a la máxima categoría, y con cualquier otro resultado dependerá de lo que suceda con Instituto, Central y Quilmes. Los cuatro equipos disputan, además, el campeonato de la B Nacional.

River buscará hoy ponerle fin a su calvario futbolístico, que significa competir en la Primera B Nacional, cuando intente ascender directamente a la Primera División. Con un triunfo sobre Almirante Brown le alcanzará para volver a la máxima categoría, y con cualquier otro resultado dependerá de lo que suceda en los encuentros que afrontarán los otros tres equipos (Instituto, Central y Quilmes), que también aspiran a dejar la categoría hoy mismo. Como dos conjuntos ascenderán automáticamente, los dos restantes tendrán la posibilidad de jugar la Promoción con dos rivales de la A.

El encuentro se jugará desde las 15, en el estadio Monumental, que presentará inhabilitada la tribuna Sívori alta, donde se ubica la barra brava local, a causa del homicidio de un hincha durante el encuentro que River jugó ante Boca Unidos, hace dos semanas.

River, gracias a la impensada derrota de Central ante Chacarita, el domingo anterior, depende de sí mismo pese a haber perdido en la fecha pasada 1-0 ante Patronato, en la cancha de Colón.

A los nervios y la excitación que le provoca normalmente a River jugar en su estadio ante una multitud se le agrega un equipo como Almirante Brown, que desea arruinarle el ascenso, dirigido por Blas Giunta, un símbolo de Boca en su etapa de jugador.

En River, el entrenador Matías Almeyda volverá a poner una defensa de cuatro jugadores y contará con el tridente de ataque compuesto por Fernando Cavenaghi, Alejandro Domínguez y David Trezeguet. El entrenador tiene la duda en la zona media con Lucas Ocampos o el venezolano César González, sumado al ingreso de Luciano Vella por Martín Aguirre, por lo que Leonardo Ponzio dejará el lateral derecho y regresará a su puesto habitual en la mitad de la cancha.

River se trasladó esta semana a un spa en el Delta de Tigre, para alejarse de la ciudad y vivir estas horas con mayor tranquilidad. El ánimo del grupo subió cuando Central perdió ante Chacarita, debido a que la derrota en Santa Fe causó mucho malestar en la intimidad. Incluso el presidente de la institución, Daniel Passarella, se acercó al entrenamiento del lunes para transmitirle su apoyo a todo el plantel y también al cuerpo técnico.

El público de River le dio su respaldo al equipo agotando todas las entradas que se pusieron a la venta, y si bien el canje por Internet causó molestia entre los simpatizantes, el estadio estará hoy colmado casi en su totalidad. La referencia tiene que ver con la tribuna que ha sido clausurada por los organismos de seguridad. En ese sentido, la barra brava conocida como Los Borrachos del Tablón se ubicará en la Sívori media y baja.

En Almirante, en tanto, el técnico Blas Giunta modificará el equipo con respecto al que venció a Gimnasia de Jujuy, con los ingresos de Daniel Olmedo y José Luis García por Alexis Canello y Mauro Marrone, respectivamente.

Compartir: 

Twitter
 

Matías Almeyda descendió como jugador y busca ascender como entrenador.
Imagen: DyN
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.