EL PAIS › LOS SINDICATOS MAS IMPORTANTES DE LA CGT NO VAN AL PARO CON MOYANO

Sólo con apoyo de sus fieles

 Por Miguel Jorquera

Carlos Schmidt anuncia la decisión de la CGT.
Imagen: Leandro Teysseire.

Hugo Moyano prepara el paro nacional de camioneros y la movilización del próximo miércoles a Plaza de Mayo sólo con el apoyo de sus gremios más fieles pero sin el respaldo de los sindicatos más importantes de la CGT que ya rechazaron la convocatoria. La UOM, Uocra, UTA, Smata, los estatales de UPCN, ferroviarios, mercantiles y sanidad, entre muchos otros, y la CTA de Hugo Yasky desecharon el convite del camionero. En cambio, Moyano contará con la poderosa estructura de camioneros y del núcleo de gremios con los que comparte la conducción cegetista y que lo respaldan en su re-reelección al frente de la central sindical, además de la adhesión de viejos adversarios: la CGT Azul y Blanca que conduce el gastronómico Luis Barrionuevo que, aunque definirá su postura recién el lunes, no convocará al paro, pero tampoco desperdiciará la oportunidad de coincidir políticamente con Moyano por primera vez en la calle y en contra del gobierno nacional; el acompañamiento por ahora simbólico de las patronales rurales de la Mesa de Enlace; partidos trotskistas y la CTA disidente de Pablo Micheli, que se sumará al paro pero no a la movilización, aunque esto podría variar si el camionero lo convoca para la organización de la marcha.

Después de desactivar –por el rechazo que generó la medida de fuerza– el bloqueo a las refinerías y el paro de 72 horas del transporte de combustibles que amenazó con paralizar el país, Moyano apostó todas sus fichas a la movilización a Plaza de Mayo del miércoles para intentar convertirse en el abanderado de los reclamos más sentidos en el ámbito gremial. Si bien todas las estructuras sindicales comparten la demanda de la suba del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias y la universalización de las asignaciones familiares sin topes salariales, el camionero cosechó más apoyo fuera que dentro de la estructura cegetista. Moyano lanzó un nuevo paro de 24 horas de los camioneros junto a la movilización a Plaza de Mayo el miércoles pasado, pero la escasa adhesión que logró el convite posterior a su convocatoria unilateral lo obligó a postergar la medida, que inicialmente iba a ser para ayer. Los camioneros volverán a paralizar el próximo miércoles sectores sensibles del transporte, como combustibles, caudales y recolección de residuos. Pero sólo un puñado de gremios suscribieron la medida de fuerza: los peones rurales del duhaldista Gerónimo Venegas, los judiciales de Julio Piumato –cuya postura lo enfrentó con otras agrupaciones de su gremio–, los municipales porteños de Amadeo Genta, los canillitas de Omar Plaini, Dragado y Balizamiento de Juan Carlos Schmid y otros gremios menores.

Los principales gremios de la CGT, en cambio, le dieron la espalda porque no comparten la “metodología” ni “la confrontación política” con el gobierno nacional. Carlos West Ocampo, del gremio de Sanidad, sostuvo que “de los 35 integrantes que fueron elegidos hace cuatro años (en la conducción de la central sindical), la mayoría se retiró del encuentro que se realizó en la CGT”, convocado por Moyano para buscar adhesión a la medida de fuerza. “Así que están funcionando en minoría; no fue una reunión formal”, indicó. También rechazaron el paro y la movilización los metalúrgicos de Antonio Caló, que pretende suceder a Moyano al frente de la CGT; Oscar Lescano, de Luz y Fuerza; Héctor Daer, de Alimentación; Armando Cavalieri, de Comercio; Gerardo Martínez, de la Construcción, y Omar Viviani, de Peones de Taxis.

Tampoco participarán de la movida moyanista los estatales de UPCN y APL, ni los ferroviarios de la UF y los maquinistas de La Fraternidad, los choferes de UTA, los mecánicos del Smata, los docentes particulares (Sadop), los obreros marítimos (SOMU), los encargados de edificios (Suterh) y Obras Sanitarias.

La movilización propuesta por Moyano, en tanto, logró sumar otras adhesiones, la mayoría de ellas por fuera de la CGT que conduce el camionero. Los bancarios que trabajarán normalmente y garantizarán el pago de jubilaciones, aunque luego irían a Plaza de Mayo. También se movilizarán partidos trotskistas como el MST y PTS. “Compartimos el pedido por una menor presión tributaria en toda la economía”, señalaron las patronales agropecuarias de la Mesa de Enlace, en lo que por ahora es un “acompañamiento” simbólico a la movilización convocada por el camionero.

En tanto, la disidente CGT Azul y Blanca definirá el lunes. Barrionuevo se enfrentó a Moyano y quiere una futura conducción tripartita de la central sindical, en la que el camionero tendría un lugar. Pero el gastronómico está tentado en “coincidir políticamente por primera vez con Moyano en enfrentar al Gobierno”, según afirmaron su colaboradores. Por eso primará en la reunión del lunes la postura de adherir a la movilización aunque no al paro.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.