EL PAíS › LA PRESIDENTA CONDENO LA DESTITUCION DE FERNANDO LUGO Y ANUNCIO UNA ACCION COMUN DE LA UNASUR

“No convalidamos el golpe de Estado”

En la Sala de Prensa de la Casa Rosada, Cristina Kirchner adelantó que junto con el resto de la Unasur se decidirán las medidas a tomar ante el desplazamiento de Lugo. El lunes, senadores y diputados convocaron a una sesión especial.

La presidenta Cristina Fernández manifestó anoche un enérgico rechazo al “golpe de Estado” sufrido por su par paraguayo, Fernando Lugo, luego de la destitución aprobada ayer por el Senado de ese país. “Argentina no va a convalidar el golpe de Estado en Paraguay”, dijo la Presidenta y adelantó que se decidirán las medidas a seguir junto al resto de los países de la región. En diálogo con la prensa, detalló que se comunicó personalmente con el ex presidente Fernando Lugo y que también conversó sobre los pasos a seguir con su par de Brasil, Dilma Rousseff, y de Uruguay, José “Pepe” Mujica. “Vamos a tomar el curso de acción que delinearán nuestras cancillerías y actuaremos mancomunadamente”, sostuvo la Presidenta, reafirmando la unidad de la región. Además, recordó que la Unasur ya se pronunció de manera unánime en Río de Janeiro y que desde allí los cancilleres de los países miembros de la Unasur viajaron a Paraguay para reafirmar su total solidaridad con el pueblo y con el presidente constitucional. En paralelo, este lunes la Cámara de Diputados y de Senadores se reunirán, por separado, para emitir una declaración sobre la situación institucional en el país vecino.

En sintonía con las declaraciones de Rousseff y Rafael Correa, de Ecuador, la Presidenta aseguró ayer que “se acaba de consumar un golpe de Estado” en Paraguay y recordó otros intentos similares que se produjeron en la región, como “el que sufrió Evo Morales, Correa y por supuesto (Manuel) Zelaya en Honduras”. Fernández de Kirchner destacó que “la Unasur ha tenido un pronunciamiento unánime en Río de Janeiro, donde los cancilleres se trasladaron precisamente para presenciar esto que fue una parodia, donde inclusive una de las acusaciones era justamente haber firmado la cláusula democrática”, que preserva a los gobiernos de intentos destituyentes y que fue votada en diciembre de 2010 en Guyana.

Esa cláusula fue precisamente la que los cancilleres de la Unasur reafirmaron en su viaje a Paraguay en el día de ayer, donde según un comunicado “no obtuvieron respuestas favorables a las garantías procesales y democráticas” que les solicitaron al vicepresidente Federico Franco y a diversos partidos políticos y autoridades legislativas. Allí, los cancilleres consideraron que las acciones que se estaban llevando adelante por el Senado podrían configurar “una amenaza de ruptura al orden, al no respetar el debido proceso”.

Luego de considerar una “parodia” el proceso de juicio político realizado en Paraguay, CFK señaló que se trata de una situación “realmente inaceptable para una región que había superado definitivamente este tipo de situaciones antidemocráticas y contra las instituciones”. La presidenta argentina aseguró que esta situación “está más allá de las figuras de los presidentes”, es decir que excede a la persona de Lugo, y que es “un ataque definitivo a las instituciones que les hace realmente muy mal”.

Desde el kirchnerismo, tanto el presidente de la Cámara alta, Amado Boudou, como su par de la Cámara baja, Julián Domínguez, acordaron esta tarde que ambas reuniones se iniciarán a las 19, y se pusieron en contacto con los presidentes de las diferentes bancadas para garantizar la asistencia de los legisladores. El objetivo de la reunión será el repudio a la destitución de Fernando Lugo y el apoyo a la total integración de gobiernos democráticos en América latina. Ambas Cámaras realizarán una sesión especial con este único tema, de la misma manera que se produjeron declaraciones a comienzo de este año en relación con la soberanía argentina sobre las islas Malvinas.

Compartir: 

Twitter
 

@La presidenta Cristina Fernández manifestó anoche un enérgico rechazo al “golpe de Estado” sufrido por su par paraguayo, Fernando Lugo, luego de la destitución aprobada ayer por el Senado de ese país. “Argentina no va a convalidar el golpe de Estado en Paraguay”, dijo la Presidenta y adelantó que se decidirán las medidas a seguir junto al resto de los países de la región. En diálogo con la prensa, detalló que se comunicó personalmente con el ex presidente Fernando Lugo y que también conversó sobre los pasos a seguir con su par de Brasil, Dilma Rousseff, y de Uruguay, José “Pepe” Mujica. “Vamos a tomar el curso de acción que delinearán nuestras cancillerías y actuaremos mancomunadamente”, sostuvo la Presidenta, reafirmando la unidad de la región. Además, recordó que la Unasur ya se pronunció de manera unánime en Río de Janeiro y que desde allí los cancilleres de los países miembros de la Unasur viajaron a Paraguay para reafirmar su total solidaridad con el pueblo y con el presidente constitucional. En paralelo, este lunes la Cámara de Diputados y de Senadores se reunirán, por separado, para emitir una declaración sobre la situación institucional en el país vecino. En sintonía con las declaraciones de Rousseff y Rafael Correa, de Ecuador, la Presidenta aseguró ayer que “se acaba de consumar un golpe de Estado” en Paraguay y recordó otros intentos similares que se produjeron en la región, como “el que sufrió Evo Morales, Correa y por supuesto (Manuel) Zelaya en Honduras”. Fernández de Kirchner destacó que “la Unasur ha tenido un pronunciamiento unánime en Río de Janeiro, donde los cancilleres se trasladaron precisamente para presenciar esto que fue una parodia, donde inclusive una de las acusaciones era justamente haber firmado la cláusula democrática”, que preserva a los gobiernos de intentos destituyentes y que fue votada en diciembre de 2010 en Guyana. Esa cláusula fue precisamente la que los cancilleres de la Unasur reafirmaron en su viaje a Paraguay en el día de ayer, donde según un comunicado “no obtuvieron respuestas favorables a las garantías procesales y democráticas” que les solicitaron al vicepresidente Federico Franco y a diversos partidos políticos y autoridades legislativas. Allí, los cancilleres consideraron que las acciones que se estaban llevando adelante por el Senado podrían configurar “una amenaza de ruptura al orden, al no respetar el debido proceso”. Luego de considerar una “parodia” el proceso de juicio político realizado en Paraguay, CFK señaló que se trata de una situación “realmente inaceptable para una región que había superado definitivamente este tipo de situaciones antidemocráticas y contra las instituciones”. La presidenta argentina aseguró que esta situación “está más allá de las figuras de los presidentes”, es decir que excede a la persona de Lugo, y que es “un ataque definitivo a las instituciones que les hace realmente muy mal”. Desde el kirchnerismo, tanto el presidente de la Cámara alta, Amado Boudou, como su par de la Cámara baja, Julián Domínguez, acordaron esta tarde que ambas reuniones se iniciarán a las 19, y se pusieron en contacto con los presidentes de las diferentes bancadas para garantizar la asistencia de los legisladores. El objetivo de la reunión será el repudio a la destitución de Fernando Lugo y el apoyo a la total integración de gobiernos democráticos en América latina. Ambas Cámaras realizarán una sesión especial con este único tema, de la misma manera que se produjeron declaraciones a comienzo de este año en relación con la soberanía argentina sobre las islas Malvinas.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.