EL PAíS › REACCION DE LOS PARTIDOS ANTE LA DESTITUCION DE LUGO

Todos repudiaron menos el PRO

 Por Sebastian Abrevaya

Con la excepción del PRO de Mauricio Macri, la dirigencia de todo el arco político argentino expresó ayer su apoyo al ex presidente de Paraguay Fernando Lugo y condenó la destitución aprobada por el Senado de ese país. Desde el Frente para la Victoria, la UCR y el Frente Amplio Progresista exhortaron a la Unasur y al Mercosur a repudiar rápidamente lo sucedido. “El golpe institucional que ocurrió en Paraguay merece nuestra condena. Es necesario que todos los organismos regionales se manifiesten al respecto”, señaló a Página/12 el senador Daniel Filmus, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado. Por el macrismo, el jefe de la bancada en Diputados, Federico Pinedo, evitó pronunciarse sobre la legalidad del proceso de juicio político y advirtió sobre la necesidad de respetar las decisiones políticas internas de cada país.

El juicio político express que sufrió el ex presidente Lugo y que terminó con su destitución despertó la inmediata solidaridad de los dirigentes políticos más importantes, tanto del Gobierno como de la oposición, con la salvedad del macrismo. El bloque de diputados nacionales del FpV consideró la situación como “un claro retroceso en el cumplimiento efectivo de las cláusulas democráticas que rigen la vida del Mercosur y la Unasur”. El documento de la bancada que preside Agustín Rossi expresa “el más enérgico repudio al golpe provocado” contra Lugo y sostiene que “fue lamentable y bochornoso”.

Desde la UCR, el diputado Ricardo Alfonsín afirmó que el procedimiento de destitución de Lugo “no respetó las garantías constitucionales” y que significan “un grave desconocimiento a la voluntad popular, que causa un serio daño a la democracia en la región”. “Es necesario una rápida y firme reacción de todos los gobierno de América latina manifestando su repudio y la necesidad de una inmediata solución institucional, que restablezca el respeto de la soberanía popular”, completó el radical.

El senador socialista Rubén Giustiniani repudió lo sucedido desde su cuenta de Twitter y afirmó que “el respeto a la voluntad popular es la base de la democracia”. La líder del GEN, Margarita Stolbizer, consideró “ejemplar” el “discurso pacificador de Lugo frente al golpe conservador”. Además, remarcó que el proceso que sufrió el mandatario “viola la defensa y la soberanía popular” y que es necesaria su reposición. Por Libres del Sur, la diputada Victoria Donda señaló que los gobiernos miembros de la Unasur y el Mercosur “no deben permitir que se repita lo de Honduras”, en referencia al golpe de Estado que sufrió Manuel Zelaya en 2010.

En sintonía con la declaración de Huésped de Honor que le diera Mauricio Macri al vicepresidente Federico Franco, el PRO fue el único que no condenó la situación sufrida por Lugo. El ex diputado Christian Gribaudo, desde su cuenta de Twitter, aseguró que “no hay golpe”. “En Paraguay hay una decisión parlamentaria que debe ser respetada” y le mandó “mucha fuerza a los hermanos paraguayos y a su flamante presidente Federico Franco”.

Más cauteloso, Federico Pinedo se limitó a decir que “es importante para la Argentina, para el Mercosur y la Unasur que las decisiones políticas de sus países miembros sean dentro de las normas constitucionales internas”. En diálogo con Página/12, sostuvo que no tenía elementos para juzgar si el proceso se realizó dentro de la legalidad. “Me parece que sí, pero por ahí me equivoco”, dijo y agregó que si es un tema de política interna hay que ser respetuoso de la decisión. La diputada Laura Alonso fue la más crítica y desde las redes sociales opinó que “no se destituye a un presidente en 48 horas sin debate ni debido proceso”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.