DEPORTES › QUILMES E INDEPENDIENTE EMPATARON 0-0 EN UN PARTIDO ABURRIDO

Muy lejos de la final del mundo

Pese a las declaraciones de Gallego, los dos equipos jugaron más a cuidar el empate que a buscar la victoria. En ese contexto, el conjunto de Felippe estuvo un poco más cerca del triunfo, pero la buena labor de Diego Rodríguez se lo impidió.

La final del mundo terminó siendo un fiasco. Quilmes e Independiente protagonizaron un 0-0 que no estuvo a la altura de las expectativas que se habían despertado. En ese contexto, el conjunto de Omar De Felippe estuvo más cerca de la victoria, por las situaciones de riesgo generadas. Con este empate, Quilmes sigue afuera de la zona de descenso, en cambio Independiente quedó entre los tres últimos.

“Es una final del mundo”, había dicho Américo Gallego sobre el partido de Quilmes. Sin embargo, lejos estuvo de serlo. Los dos equipos salieron más decididos a cuidar el cero en el arco propio que a buscar la victoria. El miedo a perder pareció ser más fuerte que las ganas de ganar. Por eso, el partido tuvo mucha fricción en la mitad de la cancha, con pocas llegadas de peligro y escasas acciones lucidas. Por eso, el 0-0 con que se cerró la mitad de la cancha era un fiel reflejo de lo que había sucedido en el campo. Apenas un remate de Leguizamón, que Trípodi tapó sin demasiados inconvenientes se puede contabilizar como chance de peligro. Del otro lado, apenas un envío de Oberman, sin mayores consecuencias.

Algo cambió en la segunda mitad. A medida que transcurrían los minutos, el que primero pareció soltarse fue Quilmes. Por eso, con el buen pie de Elizari, las trepadas por izquierda de Mansilla y los arranques de Menéndez, el equipo de Felippe buscó la victoria con más insistencia. Sin embargo, Diego Rodríguez apareció con dos muy buenas tapadas para salvar a su equipo ante llegadas de Mattos y Elizari. Y en la tercera ocasión clara, Cauteruccio apareció libre por la derecha, pero disparó cruzado, apenas desviado. Independiente, por el contrario, llegaba poco y casi no tenía chances de habilitar al colombiano Caicedo, que para colmo no podía resolver con acierto.

Pero cuando Quilmes se dio cuenta de que no había podido aprovechar sus ocasiones, también pareció conformarse con el empate, resultado que Independiente veía con buenos ojos desde el comienzo. Así el final resultó previsible, sin ocasiones de riesgo y casi sin emociones, lejos de lo mucho que había en juego.

Pasado este duelo directo, los dos salieron ilesos, aunque no supieron aprovechar la ocasión para darle un impacto a su rival. Quilmes se retiró conforme porque sigue fuera de la zona de descenso, mientras que Independiente también tuvo su pequeña celebración por sumar luego de dos derrotas seguidas y como visitante. Con el correr de las fechas y de los resultados, se sabrá si la cautela de anoche fue un buen negocio o alguno se lamentará por no haber arriesgado un poco más en busca de la victoria.

Compartir: 

Twitter
 

Caicedo intenta llevarse la pelota ante la marca de Martínez. Flojito 0-0 en Quilmes.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.