DEPORTES › RIVER Y SAN LORENZO DEFINEN QUIEN SIGUE EN LA SUDAMERICANA

La tercera será la vencida

Luego de la victoria por la Copa en el Nuevo Gasómetro y tras la derrota con polémica del fin de semana por el torneo Inicial, el equipo de Ramón recibirá a los dirigidos por Pizzi, que sueñan con revertir el 0-1 y dar otro batacazo en Núñez.

River será local hoy ante San Lorenzo, en el tercer clásico que jugarán entre ambos en 14 días, esta vez en el desquite por la segunda fase de la Copa Sudamericana de Fútbol, con la relevante ventaja de los locales por haber vencido al Ciclón en el partido de ida por 1-0. El partido se desarrollará en el estadio Monumental, desde las 21.15, con el arbitraje de Néstor Pitana y televisación en directo de Fox Sports. El ganador de esta llave jugará ante Liga de Loja, de Ecuador, que eliminó a Nacional, de Paraguay, en esta segunda fase.

River avanzará a los octavos de final venciendo y empatando, mientras que a San Lorenzo sólo le sirve ganar. Si San Lorenzo vence por más de un gol de diferencia, pasará de fase; en caso de hacerlo 1-0, la definición se concretará mediante remates desde el punto penal; y si triunfa por la mínima diferencia, pero marcando más de un tanto, también pasará por mayor cantidad de goles marcados de visitante.

Por cuestiones caprichosas del calendario, ambos equipos se enfrentarán por tercera vez en apenas dos semanas. El 22 de agosto último, River ganó 1-0 en el Nuevo Gasómetro por la Sudamericana y el pasado domingo San Lorenzo venció por el mismo marcador, en el marco de la quinta fecha del torneo Inicial, también como dueño de casa.

En esos 180 minutos se observaron desiguales desarrollos. En el cotejo de la Sudamericana, River ganó, con gol del central Jonathan Maidana, merecidamente. El equipo fue sólido en defensa, aprovechó su única chance y San Lorenzo no elaboró juego ni inquietó a Leandro Chichizola (jugó por el suspendido Marcelo Barovero).

En el partido del fin de semana, San Lorenzo ganó con el gol convertido de tiro penal de Julio Buffarini. Más allá de la controversia generada por el mal desempeño del árbitro Darío Herrera, San Lorenzo superó a River en todo terreno, y si no logró la diferencia que justificó el desarrollo, se debió en parte a la acertada tarea de Barovero y la falta de precisión de la ofensiva del equipo de Juan Antonio Pizzi.

Hoy será el tercer capítulo y el desarrollo se verá claramente influenciado por el resultado de la ida. Será un típico partido copero y San Lorenzo irá a Núñez con la necesidad de revertir la historia. No obstante, San Lorenzo sabe que puede y, por más que las circunstancias sean otras, está en la historia aquel 8 de mayo de 2008, cuando revirtió un 0-2 e igualó 2-2 (goles de Gonzalo Bergessio) eliminando a River en los octavos de final de la Copa Libertadores, con Ramón Díaz como entrenador.

River afrontará este desquite sin dos valiosas figuras extranjeras, el argentino nacionalizado paraguayo Jonathan Fabbro y el colombiano Teófilo Gutiérrez, afectados a la Eliminatoria Sudamericana para el Mundial de Brasil 2014. El DT Díaz tiene algunas dudas para decidir la formación: el defensor Germán Pezzella o el mediocampista Ariel Rojas. Si ingresa el zaguero, el colombiano Eder Alvarez Balanta pasará al lateral izquierdo y Leonel Vangioni jugará como mediocampista por ese sector. Caso contrario, si juega el zurdo Rojas, Vangioni se mantendrá como marcador de punta y Balanta en la zaga. En San Lorenzo habrá un cambio obligado con respecto al cotejo del certamen local, con Walter Kanemann por Emmanuel Más (traumatismo en la rodilla derecha).

River tiene su ventaja e intentará aprovecharla, mientras que, incentivado por lo acontecido en el Inicial, San Lorenzo irá por todo, como en el 2008, cuando silenció a una multitud riverplatense.

Compartir: 

Twitter
 

El último clásico lo ganó San Lorenzo, con un penal pateado dos veces.
Imagen: DyN
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.