DEPORTES › EN UN ATENTADO EN KABUL MUEREN 13 PERSONAS, INCLUYENDO A UN EX DIPLOMATICO DE ESE PAIS

La guerra afgana salpica a Paraguay

Cuatro terroristas abrieron fuego en el Hotel Serena, de Kabul, uno de los más protegidos de la capital afgana y frecuentado por ciudadanos extranjeros. El gobierno de Paraguay condenó el ataque y lamentó la muerte de Luis María Duarte.

Trece personas murieron, entre ellas dos niños y un ex diplomático paraguayo, en un atentado contra el Hotel Serena, de Kabul, uno de los más protegidos de la capital afgana y frecuentado por ciudadanos de otros países. El gobierno de Paraguay condenó el ataque y lamentó la muerte de Luis María Duarte, de 40 años. “El Ministerio de Relaciones Exteriores expresa, en nombre del gobierno y el pueblo paraguayo, su rechazo y más enérgica condena por el cobarde ataque terrorista perpetrado el día de ayer (jueves) contra inocentes civiles, incluyendo niños”, aseveró la Cancillería en un comunicado. Duarte participaba en una misión de observación electoral en Afganistán, confirmó el canciller de Paraguay, Eladio Loizaga. Las fuerzas de seguridad mataron a los cuatro insurgentes que perpetraron el atentado. Entre las víctimas fatales hay cinco extranjeros, incluido Duarte.

El ataque al Serena, situado en el centro de Kabul junto al Palacio Presidencial, comenzó el jueves hacia las 21 hora local y finalizó dos horas y media después, tras un intenso tiroteo. El portavoz del Ministerio del Interior afgano, Sediq Sediqi, detalló que los asaltantes vestían de civiles y que hacia las 18 lograron entrar en el hotel “con pequeñas armas ocultas en sus medias”, tras engañar a los guardias de seguridad diciendo que iban a cenar.

Un portavoz de los talibán, Zabihula Muyahid, reivindicó el ataque y aseguró que algunos insurgentes habían logrado penetrar en el hotel “por una puerta trasera”. En los últimos meses aumentaron los ataques contra organizaciones no gubernamentales, instituciones occidentales y lugares frecuentados por ciudadanos de otros países.

El ex diplomático paraguayo muerto en el ataque trabajaba para la ONG National Democratic Institute (NDI), dedicada a promover la democracia y que lleva a cabo una misión de observación ante las elecciones del próximo 5 de abril. Loizaga dijo que la repatriación de los restos de Duarte tardará “unos días” y que Paraguay pedirá asistencia a la representación de Brasil en Kabul, ya que sólo cuenta con una embajada en Nueva Delhi. Entre los fallecidos se encuentran también cuatro ciudadanos de Nueva Zelanda, Canadá, Pakistán e India.

El ministro dijo que el NDI informó el jueves a la embajada de Paraguay en Washington de la muerte de Duarte y que un representante de esa entidad viajará a Asunción para hablar con su familia. “Vamos a apoyar la repatriación. Vamos a estar muy cerca. No vamos a abandonar a la familia y vamos a estar presentes”, aseguró el canciller. Señaló que, si es necesario, incluso un representante de la Cancillería paraguaya irá hasta Kabul para acelerar los procesos, según el diario ABC Color.

Pese a esto, aclaró que la llegada del cuerpo “demorará algunos días”, en plural. “Tendrá que procederse a un protocolo que se sigue ante estos órganos no gubernamentales. No va a ser en dos o tres días”, aclaró. Las embajadas paraguayas en Washington y Nueva Delhi están haciendo los trámites pertinentes para traer el cuerpo al país, según Ultima Hora.

Loizaga comentó asimismo que Duarte había participado de un programa en el mismo país tres años atrás y decidió aceptar una nueva misión por el NDI porque le gustaban los desafíos. “Siempre se le señalaba el tema de la seguridad, pero él conocía, estaba consciente de la realidad”, indicó. Pese a todo, el canciller señaló que el atentado tuvo lugar en uno de los hoteles más seguros de Afganistán. “Era un lugar donde no estaba tan expuesto”, refirió.

Loizaga dijo que habló con Duarte hace unas tres semanas y lo calificó como “una persona de una formación muy excelente”. El ex diplomático ingresó a las Naciones Unidas donde se desempeñó como coordinador de la Oficina contra el Crimen y Drogas en Paraguay. Además, fue jefe de la oficina para Asia y Oceanía, y jefe de la oficina para los tratados bilaterales con Asia, Africa, Europa y Oceanía, de la Cancillería. También se desempeñaba como docente en la Universidad Nacional de Asunción (UNA). Su padre, el ingeniero Luis Duarte, declaró que su hijo era un experto en Politología y, sobre todo, en Diplomacia Arabe. Como observador electoral estuvo en Ecuador y Bolivia, pero recorrió el continente. Hace 6 años empezó a girar por Medio Oriente. “Estuvo en Marruecos, Bangladesh y Líbano, trabajando como analista político”, indicó el padre. “Estábamos en tratativas porque quería volver a la Cancillería”, agregó Loizaga.

Este no es el primer ataque de envergadura que padece este emblemático hotel de Kabul. En 2008 murieron ocho personas, entre ellas tres estadounidenses, un francés y un noruego y en 2010 un nuevo ataque les costó la vida a 12 personas, entre ellos a siete atacantes. El conflicto afgano se halla en uno de sus momentos más sangrientos desde la invasión de Estados Unidos, que propició la caída del gobierno talibán hace 12 años.

La celebración de elecciones presidenciales en Afganistán el próximo 5 de abril intensificó los ataques en las últimas semanas.

Este año es el último con presencia de tropas de la OTAN en el país, de acuerdo con un calendario de retirada gradual que concluirá en diciembre, cuando las fuerzas locales asuman la seguridad en todo el territorio.

Compartir: 

Twitter
 

Policías afganos rodean el Hotel Serena, de Kabul, después del ataque talibán.
Imagen: AFP
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.