DEPORTES › EL SERBIO LO ELIMINó DE ROLAND GARROS EN TRES SETS

Djokovic humilló a Nadal

Pudo haber sido la peor derrota del español sobre polvo de ladrillo, mientras el número 1 del mundo avanza hacia la conquista del único Grand Slam que le resta ganar. “Fue un partido que recordaré durante mucho tiempo”, dijo.

 Por Ignacio Encabo

Desde París

El serbio Novak Djokovic le propinó ayer a Rafael Nadal la peor derrota de su carrera sobre polvo de ladrillo, al avasallar y fulminar al español en los cuartos de final del Abierto de Francia, con un tenis que parece llevarlo como un cohete hacia el único Grand Slam que le queda por ganar. El juego de Djokovic fue como una guillotina sobre la cabeza de Nadal, que se vio superado por un incontestable 7-5, 6-3, 6-1 en la cancha Philippe Chatrier, el mismo escenario donde el español forjó gran parte de su leyenda con nueve títulos en los últimos diez años. De esta manera, quedó claro que Roland Garros tendrá un nuevo rey: luego de la derrota del suizo Roger Federer el martes, más la salida de Nadal, los dos únicos jugadores en actividad que saben lo que es levantar la Copa de los Mosqueteros.

Djokovic luchará mañana en semifinales ante el británico Andy Murray, que venció 7-6 (7-4), 6-2, 5-7, 6-1 al español David Ferrer. La otra semifinal la disputarán el mismo día el francés JoWilfried Tsonga y el suizo Stanislas Wawrinka.

“Es una gran victoria, es un partido que recordaré mucho tiempo”, resumió Djokovic, número uno del mundo y el segundo hombre de la historia que consigue ganarle a Nadal, que cumplió ayer con desazón 29 años, en polvo de ladrillo al mejor de cinco sets. La única derrota del español en esas circunstancias fue en los octavos de final de Roland Garros 2009, ante el sueco Robin Soderling. Pero la de ayer tiene peores consecuencias en lo inmediato: el zurdo caerá, como mínimo, al décimo puesto del ranking y llegará a la gira de césped con un sólo título en todo 2015, el de Buenos Aires. Pero sobre todo, sin despejar las dudas que viene padeciendo en los últimos 12 meses.

“Ya perdí aquí en 2009 y no fue el final. He perdido en 2015 y no es el final”, dijo un Nadal que compareció ante los periodistas apenas 20 minutos después del último punto del partido, y con los ojos vidriosos. No es su final, pero esta derrota lo deja en una posición desconocida, ya que nunca en su carrera había llegado a junio con resultados tan pobres, desde que explotó en el circuito en 2005. “Lo único cierto es que gané nueve veces, no sé si ganaré diez. Intentaré venir el año que viene más preparado y con más confianza”,añadió Nadal, después de dos horas y 26 minutos de partido.

Roland Garros es el gran objetivo de Djokovic en 2015. Nunca lo escondió el serbio, que había caído en la capital francesa seis veces ante Nadal.

“Probablemente estoy en el mejor momento de mi carrera”, dijo un Djokovic, al que se le presenta una ocasión inmejorable para convertirse el domingo en el octavo hombre de la historia en alzar los cuatro grandes después de Don Budge, Fred Perry, Roy Emerson, Rod Laver, Andre Agassi, Federer y Nadal. El serbio, doble finalista en París, llegaba al cuadrigésimo cuarto choque con Nadal en plena racha de 26 victorias consecutivas.

“Cometió algunos errores no forzados con la derecha que no son característicos de él, pero eso es lo que ocurre cuando no estás cómodo en la cancha”, explicó Djokovic sobre su rival.

Compartir: 

Twitter
 

Nadal y Djokovic en el abrazo final, tras el cierre de un partido histórico.
Imagen: EFE
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.