EL PAíS › CRISTINA KIRCHNER LES PIDIó A LOS CANDIDATOS PRESIDENCIALES QUE DIGAN QUé VAN A HACER SI GANAN LAS ELECCIONES

“El Estado debe llegar a cada rincón del país”

La Presidenta viajó a Mendoza para inaugurar las obras de ampliación de un hospital. Luego de las diferencias en el armado de listas, el justicialismo provincial se mostró encolumnado detrás de su liderazgo.

 Por Nicolás Lantos

“El Estado debe llegar a cada rincón del país y de la patria generando derechos”, dijo ayer la presidenta Cristina Fernández de Kirchner desde la provincia de Mendoza, donde inauguró las obras de ampliación de un hospital y anunció la próxima construcción de una red de gas natural y un gasoducto. En el medio de una campaña que la tiene como centro aunque no sea, aún, candidata a nada en los próximos comicios, la mandataria regresó a un distrito en el que hace unos meses había roto puentes con el peronismo local por diferencias en el armado de las listas. Superado ese trance, que dejó heridos, CFK fue recibida por todos los referentes del justicialismo mendocino, encolumnados bajo su conducción, al igual que una multitud de personas que se acercaron a manifestar su apoyo.

A menos de veinte días del cierre de listas y candidaturas para las elecciones generales, Fernández de Kirchner señaló la necesidad de que el próximo presidente tenga “el corazón en todo el país para seguir creciendo” y le pidió a los candidatos “propios y extraños”, que digan “qué piensan hacer del Estado, las políticas públicas y el rol que el Estado tiene en la economía de todos los argentinos”. En ese sentido, dijo que “el rol del Estado es fundamental y el Estado somos los 40 millones de argentinos” y subrayó: “El rol del Estado es llegar a todos los lugares, debe llegar a cada rincón de la Nación de la Patria, dando derechos, ampliando derechos para todos los argentinos, cualquiera sea su pensamiento político” y recordó que “no hay balance económico que cierre si no cierra el balance social”.

La Presidenta estuvo acompañada por el gobernador Francisco “Paco” Pérez, cuya relación con la Casa Rosada estaba dañada desde fines del año pasado. Primero, por declaraciones del mandatario cuyano sobre la conducción del peronismo que no le cayeron bien a CFK. Luego, por una maniobra del PJ local para excluir a los candidatos de La Cámpora de las listas para la elección provincial, que terminó costándole al histórico armador peronista Juan Carlos “Chueco” Mazzón su cargo y el despacho que hace más de una década ocupaba en el edificio de Balcarce 50. Ayer, Pérez fue muy elogioso del gobierno nacional y del proyecto kirchnerista. La Presidenta, en cambio, mostró un trato distante con su anfitrión y reivindicó la identidad entre peronismo y kirchnerismo.

No solamente Pérez (que además habría obtenido ayer la bendición presidencial para encabezar la lista de candidatos a diputado nacional en octubre) depuso las armas ante la Presidenta. El senador Adolfo Bermejo y el ministro provincial Diego Martínez Palau, candidatos a gobernador y vice, se deshicieron en elogios a la mandataria y fueron recompensados con varias fotos con ella, que sigue siendo una de las dirigentes con mejor imagen positiva en territorio mendocino. La presencia de la Presidenta puede ser clave para que Bermejo y Martínez Palau descuenten los casi cinco puntos de ventaja que el radical Alfredo Cornejo, candidato de la oposición unificada, sacó en las primarias.

También hubo una importante presencia de empresarios ayer en el predio del Hospital Metraux, en la localidad cuyana de Maipú. Desde nombres vinculados al oficialismo, como el titular de la metalúrgica Impsa, Enrique Pescarmona, cuya empresa fue “rescatada” de la quiebra el año pasado, hasta el opositor empresario del plástico Hugo Bianchi, compartieron lugares de honor con los diputados Guillermo Carmona y Anabel Fernández Sagasti, principales espadas del kirchnerismo provincial. “Contra todos los pronósticos, Cristina sigue en el centro de la escena y es la única figura de la política nacional que está por encima de estas contradicciones. Y va a seguir siendo así después de diciembre”, se entusiasmó un funcionario nacional que formó parte de la comitiva, en diálogo con Página/12.

Ante la variopinta concurrencia, CFK recordó que el peronismo es el único movimiento político que ha “articulado y conciliado el rol del trabajador junto al rol del capital, para hacer grande al país y construir una nación” y que fomentó un Estado “presente para sostener a las empresas privadas que generan trabajo para obreros argentinos”. Además, señaló que la ampliación del hospital Metraux se realizó con fondos provenientes del Fondo Solidario de la Soja y aseguró que eso implica que “por primera vez en toda la historia de la Patria, un gobierno nacional decide compartir con el resto de los argentinos un derecho como es el de exportación para obras de infraestructura para los 40 millones de argentinos”.

Durante el resto del discurso, la mandataria hizo un repaso por las políticas públicas implementadas por el Gobierno en estos años: jubilaciones, asignaciones universales, Progresar, Procrear. “Este sentimiento que hemos tenido se mide también en números porque los números son importantes. Cuando no quieren hablar de números es porque tal vez cuando les tocó gobernar hicieron muy mal los números. Nosotros –completó– podemos hablar de los números y de la gente, porque los números son en función de la gente, tiene que cerrar el número y tiene que cerrar con la sociedad. Eso es lo que ha hecho este proyecto, cerrar el balance social.”

Compartir: 

Twitter
 

La presidenta Cristina Kirchner encabezó el acto realizado en el departamento de Maipú, en Mendoza.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.