DEPORTES › LEONARDO MAYER, AS DE ESPADAS DEL EQUIPO ARGENTINO EN BRUSELAS

“Ojalá se nos dé, puede pasar”

El primer singlista del conjunto nacional, que lidera Daniel Orsanic, se mostró confiado en las chances de la Argentina frente a Bélgica por las semifinales de la Copa Davis. Berlocq elogió a Delbonis y a Schwartzman.

El tenista correntino Leonardo Mayer, abanderado silencioso de las aspiraciones argentinas en Bruselas, donde desde el viernes comenzará a disputar las semifinales de la Copa Davis frente a Bélgica, sueña con jugar la final y pidió apostar por el equipo nacional ante los belgas. “Estamos tranquilos y se puede dar, pero hay que pensar en cada paso”, comentó ayer Mayer, luego de una intensa práctica con el porteño Diego Schwartzman. Al igual que el capitán Daniel Orsanic, Mayer confía en las chances de ganar la eliminatoria. “Yo pongo una ficha”, comentó con una sonrisa.

Introvertido, Mayer hace un culto del perfil bajo pero disfruta cada momento junto al equipo de Copa Davis, incluso durante las entrevistas. Miradas cómplices con los periodistas, cargadas con sus compañeros y la sonrisa a flor de piel. Así vive el correntino, al tiempo que niega sentir “presión” por ser el mejor jugador argentino.

“Lo tomo con tranquilidad. Hoy me toca a mí estar arriba en el ranking, pero en el equipo somos todos iguales. Vamos todos para el mismo lado”, remarcó. La que comenzará el viernes será la segunda semifinal que jugará el correntino, luego de que en 2013 perdió con Tomas Berdych el segundo punto de la serie que se jugó en el estadio O2 Arena de Praga y quedó en manos de los locales.

Quiere revancha y sueña: “Hoy estoy más grande y con más experiencia y estoy mejor en el ranking. Ojalá se nos dé. Se puede dar. Vamos de a poco, pero se puede dar”, se entusiasmó.

Los tenistas argentinos saben que deben jugar al máximo de sus posibilidades para sortear el duro escollo que será el conjunto belga, con David Goffin a la cabeza. Para todos, las chances están repartidas y el que mejor maneje los momentos clave se quedará con la serie.

Mayer se las verá el viernes ante Steve Darcis, a quien sólo enfrentó una vez, en el torneo Challenger de Trani, Italia, en 2011 y sobre polvo de ladrillo, donde el belga se impuso por 4-6, 6-3 y 6-2. “Juega bien, tiene recursos y de local se puede agrandar”, analizó Mayer.

Este es otro Mayer. El correntino encontró su mejor versión y disfruta como casi nunca antes en su carrera. Es el abanderado aunque prefiere un liderazgo horizontal. Es el as de espadas, pero asegura que no tiene “presión”. Buena parte de las chances argentinas en Bruselas están en la raqueta de Mayer, como las aspiraciones belgas en la mano derecha de Goffin. Quien salga mejor parado habrá logrado el objetivo más importante de su carrera, jugar la final de la Copa Davis.

Compartir: 

Twitter
 

Leonardo Mayer ayer se entrenó en Bruselas junto a Diego Schwartzman.
Imagen: Prensa AAT
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.