DEPORTES › ESTUDIANTES VENCIO 2-0 A RACING Y ESTA A UN PUNTO DE BOCA

El Pincha es un equipo de diez

Los platenses se impusieron con tantos de Galván y Saucedo y llegaron a diez victorias seguidas para estar prendidos.

Estudiantes no afloja en su lucha por el título. Con un aceptable primer tiempo y aguantando en buena parte del segundo, el conjunto de Diego Simeone se impuso 2-0 a Racing y se colocó a un punto de Boca, aunque el líder tiene que jugar hoy su partido ante Colón. Diego Galván y Gonzalo Saucedo anotaron los goles de la décima victoria consecutiva del equipo platense.

Muy rápido quedaron en evidencia las aspiraciones de cada uno en el torneo, y en particular en este partido. Mientras que Estudiantes sueña con el título y salió a pensar en ello, Racing deambula por la mitad de la tabla y fue a La Plata a ver qué pasaba. Y entonces, antes de los cinco minutos el conjunto platense ya había dado muestras de su poderío cuando Verón habilitó a Galván, que sacó un remate que salió desviado. A Racing le costaba hacer pie y tenía muy poca gente para progresar en ataque. Morález estaba sin compañía y Bergessio quedaba muy aislado entre los centrales locales.

Ante ese panorama, no resultó extraño que el escolta se pusiera en ventaja. Matías Sánchez perdió la pelota en la salida y la réplica fue letal, ya que Sosa llegó al fondo y entregó por el otro lado a Galván, que resolvió con categoría. Estudiantes no sólo ganaba, sino que también controlaba las acciones. Tan partido lucía Racing, que Merlo se vio obligado a sacar a Sánchez y colocar a Peralta.

Con esa modificación, Racing consiguió mayor dominio de la pelota, lo que se tradujo en un trámite mucho más parejo. Incluso, de a poco, Estudiantes empezó a mostrar su conformidad con el 1-0, con lo que comenzó a refugiarse cerca de su arquero y a tratar de liquidar el partido de contragolpe. Por esa vía, pudo aumentar la diferencia cuando Pavone ganó por la izquierda y sacó un tremendo zapatazo que reventó el palo. Claro que retrasarse también significó pasar algún susto, como cuando Grimi conectó un tiro libre de Fileppi y estrelló su toque en el poste o cuando Romero tocó por encima del arquero y obligó a Ortiz a salvar a un metro de la línea.

Pero como Racing no acertó en su momento, Estudiantes no lo perdonó. Pavone encaró por derecha, amontonó defensores y forzó un rechazo defectuoso al borde del área. Allí apareció Saucedo para sacar un derechazo violento que se clavó en el ángulo de Campagnuolo. Así, Estudiantes se sacó de encima los temores y empezó a rezar por una mano de Colón.


epigrafe

Compartir: 

Twitter
 

Festeja Diego Galván.
Imagen: Fotobaires
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.