DEPORTES › VENCIO 2-0 A CENTRAL Y AHORA ESTA A CINCO PUNTOS DE SAN LORENZO

River encontró más aire en Rosario

El conjunto de Núñez sumó su tercera victoria en una semana. Los goles los marcó el ex Central Marco Ruben.

 Por Alejo Diz
Desde Rosario

Un nuevo triunfo, esta vez en Rosario ante Central, fortaleció las ilusiones de River por encontrar alguna sonrisa antes de que finalice el primer semestre del año. Aparecieron los goles de Marco Ruben –¿qué otro escenario mejor para el ex Central que el Gigante de Arroyito para reencontrarse con su oficio?–, y ahora los de Núñez se animan a preguntar por la suerte de San Lorenzo. Pero sólo los números sostienen los sueños del equipo. Porque el juego sigue sin florecer y es muy difícil encontrar alguna virtud que permita pensar que el conjunto de Passarella está para dar una nueva vuelta olímpica.

River no encontró en Rosario la imagen deportiva que tanto se espera del equipo. El reforzado plantel millonario vive de pequeñas sonrisas. Las mismas que se pudo traer días atrás de la Bombonera y que lo mantienen en vida en la lucha por el torneo.

El necesario triunfo de ayer tuvo un culpable: Marco Ruben. El ex Central fue autor de los dos goles del encuentro. Eso fue lo más trascendente que hizo el equipo de Passarella. Porque en el desarrollo del encuentro hubo pocos apuntes a destacar: el buen nivel de Augusto Fernández, que siempre dio la pelota precisa, la enjundia de Belluschi y alguna que otra corrida de Rosales. Todos detalles individuales que no estuvieron al servicio del equipo. Y por eso River sigue sin componer 90 minutos de buen fútbol.

Pero enfrente estuvo un Central deslucido, quizá algo agotado por el partido del miércoles pasado ante Gimnasia y Esgrima La Plata. Aunque no fue el problema físico el principal factor que llevó a los dirigidos por Carlos Ischia a no poder inquietar al rival.

Ante las evidentes falencias de los equipos, el encuentro se repartió entre imprecisiones de los volantes, y cierta corrección de los defensores para evitar el paso en falso dentro del área. Porque Belluschi y Damián Díaz, los supuestos creativos en cancha, no crearon nada, aunque el jugador de River tuvo mayor injerencia en el juego.

No había emociones en los arcos. Hasta que River hilvanó dos pases seguidos y llegó al gol en una jugada que nació con un centro de Fernández para la cabeza de Rosales. Alvarez le tapó el gol al ex Newell’s, pero el rebote fue de Ruben, quien definió con arco libre. Minutos más tarde, Villagra vio la roja por doble amarilla y dejó a River con diez hombres.

El gol y la expulsión suponían cambios en el desarrollo del partido. Pero nada de eso sucedió. Porque Central seguía sin trascender en la cancha, y quienes estaban encargados de la marca en River se esforzaron para evitar cualquier desborde de los puntas locales. Para destacar hubo un cabezazo alto de Garcé, una volea desviada de Fernández, y un tiro de Alemanno que se fue alto, ya en el segundo tiempo.

Central probó en jugar con tres delanteros y River se acomodó para inquietar de contra. En eso andaban los equipos cuando otra pelota aérea sorprendió al fondo local: centro de Belluschi y cabezazo de Ruben al palo más lejano de Alvarez.

La victoria dejó a River en una posición de protagonismo en el Clausura. Los números aún respaldan los sueños del equipo. Y a eso se aferra el conjunto de Passarella.

0-CENTRAL

Alvarez; Raldes, Ledesma, Garcé; Ríos, Borzani, González, Moreira; Díaz; Di María, Belloso.

DT: Carlos Ischia

2-RIVER

Carrizo; Villagra, Nasuti, Lussenhoff, Tuzzio; A. Fernández, Ahumada, Zapata; Belluschi; Rosales, Ruben.

DT: Daniel Passarella

Compartir: 

Twitter
 

Los jugadores de River rodean al autor del gol, Marco Ruben. El ex Central se destapó en Arroyito.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.