EL PAíS

Un trío que se mira en provincia, con un bulldog que quiere entrar

Stolbizer, el ARI bonaerense y el socialismo andan pensando en un frente de centroizquierda. Los seguidores de López Murphy en la provincia quieren entrar, pero despiertan dudas.

 Por Werner Pertot

Unidos por sus internas –pero todavía no por una coalición– la corriente de Margarita Stolbizer, el ARI bonaerense y un sector del socialismo provincial se miran con la idea de formar un frente de centroizquierda. A ese trío intentan sumarse los seguidores bonaerenses de Ricardo López Murphy, que comenzaron a acercarse en forma silenciosa, ya que se ven desplazados en el armado del macrismo que lleva a la cabeza a Juan Carlos Blumberg. Entre correligionarios de cada sello hay apoyos y resistencias a incorporar a los bulldoguistas. Si la alianza se concreta, sería una coalición de ex radicales. Lo que explicaría la pasión por la interna.

La principal demora para alcanzar un acuerdo es que todos tienen su interna pendiente: Stolbizer, con los radicales lavagnistas; el ARI bonaerense, con la propia Elisa Carrió; el socialismo, con los dirigentes Ariel Basteiro y Jorge Rivas, cercanos al kirchnerismo; y Recrear, con el macrismo. A los bulldoguistas, el armado en torno de Blumberg no los convence: imaginan que sumará a ex duhaldistas e incluso a la tropa bonaerense del gobernador neuquino Jorge Sobisch. En cambio, la figura de Stolbizer les resulta atractiva. “La vemos muy bien”, la elogiaron.

Los dirigentes de Recrear no participaron en ninguna de las actividades de Blumberg en lo que va del año. Cerca del Bulldog, dejaron en claro que el camino que siguen no le es ajeno: nunca lo convenció el salto a la política del padre de Axel. Siempre consideró que sería más útil si continúa como paladín de la mano dura (y, en especial, si convoca a marchas a la Casa Rosada). Desde el macrismo negaron cualquier alejamiento, aunque admitieron que pueden estar buscando mayor equilibrio de fuerzas en la provincia. “PRO no está roto”, remarcaron.

“El PRO existe en Capital y en varias provincias, pero por ejemplo en La Pampa se está explorando una posibilidad distinta con gente del ARI y con radicales”, ejemplificó, el titular de Recrear bonaerense, Rito Basualdo. No es secreto que sus contertulios sueñan con un armado similar con los “margaritos”. Su principal obtáculo son, por ahora, los aristas: tanto el titular del partido, Carlos Raimundi, como el jefe del bloque de Diputados, Eduardo Macaluse, expresaron públicamente sus reservas a sumar a López Murphy o a Patricia Bullrich. Carrió les respondió en un reportaje a Página/12 que la coalición se definirá “en el marco de las legitimidades políticas”. Y sostuvo que quien expresa su posición es el diputado Adrián Pérez, con quien los bulldoguistas admiten tener buen diálogo.

La confrontación con la líder del ARI llevó a la suspensión de un encuentro de Raimundi con Stolbizer, que iba a ser el virtual lanzamiento de la alianza electoral. “Lilita te dice que armes, pero después no lo tolera. No está en contra del acuerdo, pero lo quiere armar ella”, lanzaron desde el ARI bonaerense, donde imaginan que el encuentro se postergará y se avanzará en los acuerdos distritales.

En Zárate, por ejemplo, consiguieron crear un frente entre Stolbizer, el ARI y el PS, que lleva como candidato al socialista Osvaldo Casaro, quien responde a Rubén Giustiniani. Pero esa corriente no está exenta de sus propias internas: se enfrenta a la conducción del partido, que es más cercana al kirchnerismo. Al igual que en el ARI, los socialistas resisten la incorporación de Recrear.

El principal impulso de sumarlos proviene en la corriente de Stolbizer, aunque enfrenta la resistencia de su propia líder. “Margarita plantea no sumar a López Murphy, que está pegado como estampilla de Macri”, indicaron en el entorno de la secretaria general de la UCR. Sólo aceptaría acuerdos a nivel local y si son disimulados.

Pero existe otro obstáculo aún mayor para que el acuerdo entre Stolbizer y el ARI se concrete: la candidatura a presidente de Carrió. Hasta ahora, la dirigente radical plantea una coalición provincial, sin un apoyo explícito a Carrió: “Eso puede ser una dificultad si se pone como una condición”, reconocieron cerca de Stolbizer. En el ARI también recelan de esta posibilidad. Consideran que cuando Stolbizer exigió desdoblar las elecciones provinciales, fue un claro gesto de alejamiento de cualquier candidatura nacional.

Para no perder la costumbre, Stolbizer enfrenta su propia interna. Un día después del encuentro frustrado con el ARI, el comité provincial de la UCR emitió un comunicado que llamaba a apoyar la candidatura de Roberto Lavagna, o enfrentar sanciones. El comunicado llevaba la firma de Ricardo Alfonsín, Federico Storani y Leopoldo Moreau. Entre los margaritos, se burlaban del último artículo, que prohíbe hacer declaraciones públicas en contra de Lavagna. Por lo pronto, un grupo de seguidores de Stolbizer respondieron cortésmente con un piquete, que impidió que el ex ministro ingresara a la junta central de la UCR en La Plata. Cada uno atiende el juego de sus conflictos internos. Si bien todavía no hay coalición, las internas empujan hacia ese destino.

Compartir: 

Twitter
 

Margarita Stolbizer tiene su interna pendiente con los radicales lavagnistas.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.