DEPORTES › INDEPENDIENTE VENCIO 2-0 A ARGENTINOS EN AVELLANEDA

Una victoria que tranquiliza

El equipo conducido por Pedro Troglio volvió a ganar como local, pero aún continúa en deuda como visitante. Los goles fueron convertidos por Denis y Montenegro. Argentinos terminó con diez jugadores.

Independiente le ganó 2-0 a Argentinos y trajo la tranquilidad que necesitaban Troglio y compañía. Germán Denis volvió al gol y abrió el partido en el primer tiempo mientras que Daniel Montenegro lo liquidó en el segundo con un derechazo impresionante. El equipo de Troglio no brilló, pero consiguió una buena victoria que le permite empezar a pensar en conseguir una regularidad que le posibilite pelear arriba.

El equipo de Avellaneda recibió a la perfección el mensaje de su técnico de ganar como sea y así fue que hasta que abrió el marcador el partido era confuso, peleado y para nada atractivo.

El local tenía el dominio de la pelota, pero no sabía qué hacer con ella: Montenegro no era ni mediocampista ni delantero y Grisales metía más de lo que jugaba. Argentinos, a todo esto, sólo esperaba el error del rival, pero poco hacía para generarlo. Así, el conjunto de Gorosito sólo inquietó a Assmann con alguna pelota parada o alguna corajeada del chico Pérez.

El partido era cada vez peor hasta que apareció el goleador y puso su sello a los 35 minutos tras un tiro de esquina que cabeceó Gioda, alcanzó a desviar Moreira y terminó empujando sobre la línea. Poco importaba el cómo pero Independiente ganaba, que era lo que valía.

La ventaja tranquilizó a los de Troglio, que con el correr de los minutos empezaron a manejar mejor el trámite. Para esto fueron vitales dos aportes: uno propio, que fueron las modificaciones positivas que hizo su entrenador (Fredes y Calello por Oyola y Herrón), que le dieron más aire al medio; y otro ajeno, la expulsión de Ortigoza, que terminó de inclinar el encuentro para el lado de los de Troglio.

Igualmente, hasta que no llegó el espectacular gol de Montenegro (derechazo cruzado desde afuera del área que se coló en el ángulo), nada estaba asegurado. Porque Independiente sigue luciendo frágil y por momentos depende demasiado de lo que puedan hacer sus individualidades. Si sólo pondera los tres puntos conseguidos, seguirá en su irregularidad (ganó los dos de local y perdió los dos de visitante). En cambio, si a partir de la victoria empieza a buscar más opciones para llegar al arco de enfrente no dependerá tanto de sus figuras, que ayer aparecieron en los momentos justos y le dieron la victoria.

Compartir: 

Twitter
 

Denis grita con fuerza su primer gol del torneo.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.