DEPORTES › QUE EL PERDEDOR TIGRE NO JUEGUE EL SABADO LEVANTA POLVAREDA

Suspicacias para la definición

 Por Ariel Greco

La victoria de San Lorenzo 2-1 sobre Tigre dejó abierta una definición que puede llevar a que se levanten suspicacias. El hecho de que el perdedor del primer partido no juegue en la segunda jornada del triangular genera el gran problema, que según el dirigente de Boca Juan Carlos Crespi se produjo porque San Lorenzo no estuvo de acuerdo con esa fórmula y prefirió el sorteo. Otro ingrediente más para una definición muy picante.

No habrá ningún tipo de dudas si San Lorenzo le gana el sábado a Boca. Con dos victorias sobre sus dos rivales, el equipo de Miguel Russo se consagraría campeón y dejaría sin efecto el encuentro entre Boca y Tigre, programado para el martes. Entonces, el sábado en cancha de Racing habría vuelta olímpica, festejo interminable en Boedo y vacaciones para todos los futbolistas.

Los problemas y las dudas arrancan con un eventual empate entre San Lorenzo y Boca, por cualquier marcador. Con cuatro puntos, el conjunto de Boedo cerraría su participación en el triangular y dejaría sin chances a Tigre. Sin embargo, le abriría las posibilidades al equipo de Ischia. Una victoria en el tercer partido ante un rival ya eliminado y que no podrá contar con Islas, expulsado, y Castaño, que llegó a las cinco amarillas, motivaría que Boca también sume cuatro puntos.

En ese caso, la primera manera de desempate es la diferencia de gol. En ese ítem, un triunfo de Boca por dos o más goles ante el eliminado Tigre mudaría la vuelta olímpica de barrio. Si la victoria es por un tanto, la diferencia sería la misma, por lo que el segundo aspecto en la definición es la cantidad de goles a favor. Por lo tanto, un 1-0 de Boca favorecería a San Lorenzo. Si es 3-2 o más, el beneficiado sería el conjunto de Ischia. Y si se repite un 2-1, también habría empate en este punto, por lo que hay que pasar a una tercera instancia, que es el resultado entre ambos en el Apertura. Como Boca se impuso 1-0 con aquel gol de Riquelme, el título también sería suyo. En síntesis, a Boca le alcanzaría con una victoria por cualquier marcador ante Tigre, salvo el 1-0. De ahí a que San Lorenzo no parece servirle tanto un empate el sábado.

La tercera posibilidad para el próximo partido es el triunfo de Boca. Con ese panorama, los dos equipos llegarían a los tres puntos, pero San Lorenzo ya sin compromisos por delante. Por eso, con apenas un empate, Boca se aseguraría la corona. Sin embargo, lo curioso es que este nuevo escenario metería de nuevo en la pelea a Tigre, que con una victoria en el último encuentro podría aspirar al título. Allí de nuevo entraría a jugar la diferencia de gol. Lo bueno para el equipo de Cagna es que en caso de que se deba desempatar con los resultados del Apertura tiene ventaja tanto sobre Boca como sobre San Lorenzo.

Compartir: 

Twitter
 

Menseguez le escapa a Blengio, pero la pelota se le irá larga.
Imagen: Alejandro Leiva
SUBNOTAS
  • Suspicacias para la definición
    Por Ariel Greco
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.