DEPORTES › SIN PODER VER LOS PARTIDOS

Mundial en Wimbledon

 Por Jorge Viale

Si el mundo se paraliza durante el Mundial, Wimbledon no es la excepción, pese a las prohibiciones que el mismo torneo impone para preservar su importancia como evento deportivo y cuidar a los tenistas. “Podrían poner una pantalla gigante en la cancha central y vemos el partido en los descansos”, sugirió en broma Roger Federer cuando le avisaron que jugaría su partido de primera ronda apenas una hora antes del comienzo del partido entre Suiza y Chile. El suizo está particularmente interesado por el presente del seleccionado de su país, ya que en 2008 fue llamado para dar una charla motivadora al plantel. Suiza no perdió desde aquel entonces en partidos oficiales hasta la caída frente a Chile.

La pantalla gigante del All England, que da a la tradicional colina llamada Henman Hill, tiene prohibido mostrar los partidos de Sudáfrica 2010. Ayer, bajo el intenso calor londinense, los espectadores seguían los intercambios de golpes entre Gaël Monfils y Karol Beck, mientras Inglaterra definía su clasificación frente a Eslovenia. Unos pocos recurrían a la radio portátil, otros lo veían por los teléfonos o recibían mensajes de texto. “¿No deberían poner el partido?”, preguntaba un joven para que lo escuchen. Notoriamente, el tercer día de Wimbledon mostró un alto porcentaje de público femenino.

“Creo que es justo decir que cuando el estadio de Wembley muestre tenis, entonces pensaremos en llevar el fútbol a la pantalla grande”, dijo Ian Ritchie, director ejecutivo del All England Club.

En el mismo tono, el torneo también prohíbe el ingreso de las vuvuzelas. Los empleados de seguridad tienen la orden de confiscarlas al revisar los bolsos y carteras en la entrada al predio. “Con apenas seis personas que toquen las vuvuzelas al mismo tiempo, el club entero podría escucharlos y molestaría a los jugadores”, indicó Ritchie. Irónicamente, Southfields, la zona donde está ubicado el All England, tiene una fuerte inmigración sudafricana.

Los jugadores hacen tiempo para seguir los partidos. “Los veo todos. Bueno, al menos cuando no estoy jugando o entrenándome”, dijo Rafael Nadal, un agudo analista del juego. “Están todos los equipos muy defensivos”, criticó. Confió en que contra Chile, España dé la talla, “porque somos mejores”.

Nadal aclaró que no recibió comentarios o bromas de Federer por la victoria suiza ante los españoles. “Tenemos fair play dentro y fuera de la cancha”, dijo el número uno del mundo. “Las cosas pueden volver a estar mal muy rápido, pero por ahora se puede pensar en llegar un par de rondas más lejos”, dijo Federer.

Nicolás Massú llegó media hora tarde a atender a la prensa para terminar de ver Chile-Suiza. Andy Murray tuvo que opinar sobre el incidente de Wayne Rooney al término de Inglaterra-Argelia. “Cuando terminás un partido así, tan arriba, podés decir cosas de las que te arrepentís veinte minutos después”, justificó. El encuentro de la prensa francesa con Marion Bartoli incluyó cinco preguntas de fútbol y ninguna de tenis.

Andy Roddick no es un gran fanático del fútbol y utiliza la atención dispensada en el Mundial a su favor. “No vi el primer partido de Inglaterra y decidí aprovechar que no había tránsito e ir a cenar al centro. Se sorprenderían de lo rápido que se llega cuando Inglaterra juega el Mundial.”

Los tenistas también utilizan Twitter para descargar sus emociones. “Go USA!”, festejó Serena Williams la clasificación estadounidense. Cuando Martín Palermo entró contra Grecia, Horacio Zeballos prometió en Twitter: “Si hace un gol, me pongo en bolas”. Debió cumplir, aunque sea el huésped de una casa de familia inglesa. “Bueno, a vestirse que parece una casa nudista”, escribió minutos después.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Mundial en Wimbledon
    Por Jorge Viale
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared