ECONOMíA › LAS ENTIDADES DEL CAMPO RETOMAN RECLAMOS SIN ABANDONAR LAS NEGOCIACIONES. “LOS AVANCES QUE HUBO NO ALCANZAN”

Ahora en alerta, pero al costado de la ruta

Por separado, las cuatro organizaciones rurales decidieron dar por terminada la tregua, pero sin volver a los cortes. El martes volverán a sentarse con el Gobierno para buscar acuerdos en leche, producciones regionales y retenciones.

 Por Sebastián Premici

Luego de 30 días de negociaciones entre el Gobierno y el campo, las cuatro entidades –Federación Agraria, Confederaciones Rurales, Sociedad Rural y Coninagro– decidieron iniciar un proceso de movilización con permanencia en las rutas pero sin cortes, a partir del sábado. En reuniones separadas realizadas ayer, las organizaciones agropecuarias aseguraron que la tregua terminó, ya que “los avances en trigo y carne fueron muy pocos y no alcanzaron para calmar a las bases”. También rechazaron la propuesta del Gobierno sobre las compensaciones para los productores de soja y girasol. El martes decidirán si vuelven a los cortes de ruta, en función de lo que ocurra en el encuentro convocado por Alberto Fernández, jefe de Gabinete, para discutir las retenciones móviles. Mientras tanto, las cuatro entidades se reunirán hoy para unificar posturas frente al nuevo estado de movilización.

La Federación Agraria reunió ayer en Rosario a sus 48 directores de todo el país, una asistencia perfecta que no se daba desde hace tiempo. Por su parte, Confederaciones Rurales estuvo reunida con sus representaciones en su sede de Buenos Aires. El primero en salir a hablar fue Eduardo Buzzi, presidente de la Federación Agraria: “La tregua terminó. A partir del sábado nos movilizaremos a las rutas pero sin cortes. Queremos empezar una campaña de concientización para desenmascarar a los grandes grupos económicos que son, en última instancia, los formadores de precios. De todas maneras, el diálogo sigue abierto”. Minutos después, el que salió a dar su postura fue Mario Llambías, presidente de Confederaciones Rurales: “Empieza un nuevo plan de lucha. Pasaron 30 días y hay temas que ni siquiera se tocaron, como la leche, las economías regionales y las retenciones”.

Hoy las cuatro entidades se reunirán en Buenos Aires para unificar su plan de lucha y movilización gradual, que ya tiene un primer día de prueba: el martes deberían escuchar alguna propuesta oficial para modificar las retenciones móviles. Al menos ésa es la pretensión de las cuatro organizaciones. “Las compensaciones para los que producen hasta 500 toneladas de soja y girasol son inaplicables y burocráticas. Las bases aceptan que las retenciones sean diferenciadas pero de ninguna manera aprueban la propuesta oficial. Nuestro pedido será llegar a las 1500 toneladas con 10 puntos menos de retenciones y que los reintegros sean automáticos, sin la intervención de la Oncca”, afirmó a Página/12 Omar Barchetta, secretario gremial de Federación Agraria.

Las entidades afirmaron que continuarán con el diálogo y su voluntad negociadora, aunque reconocieron que si durante un mes sólo consiguieron un acuerdo para la carne y otro para el trigo, no instrumentados aún, será más que difícil obtener una respuesta positiva sobre las retenciones móviles, el punto inicial de todo el conflicto. “Las negociaciones empezaron después de 10 días de terminado el paro. Si la situación no cambia, imagino un 25 de mayo –fecha en la que se piensa un relanzamiento del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner– con una gran movilización de productores despreciando la falta de ganas de escuchar del Gobierno”, señaló Jorge Solmi, uno de los directores de la Federación Agraria.

Tanto Sociedad Rural, Confederaciones Rurales como la entidad que lidera Eduardo Buzzi, indicaron a Página/12 que es muy probable que las bases quieran volver a cortar las rutas a partir de la semana que viene. En caso de que así ocurra, ya estarían consensuando la metodología: no se dejaría pasar carne ni granos pero sí la leche. Sin una confirmación oficial, éste es otro de los temas que las cuatro entidades estarían analizando en la reunión de hoy. “La estrategia del Gobierno fue darnos lo menos posible de la manera más dilatada. Será inevitable una medida más fuerte si el martes no ocurren avances en el tema de las retenciones móviles”, afirmaron a este diario desde la Sociedad Rural.

Por el momento, las cuatro entidades se mantienen unidas. Todas hablan de lo poco que les ofreció el Gobierno durante la tregua y muestran cierto consenso para iniciar una movilización progresiva, que pueda incluir cortes de rutas luego del martes próximo. Sin embargo, Eduardo Buzzi hizo hincapié ayer en la necesidad de terminar con los “pools” económicos relacionados con el campo, ya que serían “los verdaderos responsables de la inflación en el país”. Es decir que a diferencia de Llambías y Luciano Miguens, presidente de la Sociedad Rural, se corrió un poco del eje de las retenciones móviles, al menos públicamente.

Consultados por Página/12, representantes de Sociedad Rural y Confederaciones Rurales indicaron que hasta el momento sólo tienen diferencias sobre la ley de arrendamiento impulsada por Federación Agraria. Es decir, que continuaría el consenso sobre los restantes 11 puntos presentados a Cristina Fernández de Kirchner el primer día de la negociación.

Compartir: 

Twitter
 

Asambleas y concentraciones al costado de la ruta, un escenario que podría volver este fin de semana.
Imagen: Bernardino Avila
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.