EL PAíS › PROBLEMAS EN LA RELACION POLITICA ENTRE JORGE MACRI Y FRANCISCO DE NARVAEZ

Al final parece desUnión-PRO

El primo del jefe de Gobierno consideró disuelta su alianza con el empresario, desde cuyo entorno minimizaron la ruptura y explicaron que la división en dos bloques les permite obtener más fondos en la Legislatura bonaerense.

 Por Werner Pertot

Rota la alianza con Ricardo López Murphy, parecía que los tiempos en que el jefe Mauricio Macri se peleaba con sus socios habían concluido. Nada de eso. Ayer su primo, Jorge Macri, tuvo la primera escaramuza con su aliado Francisco De Narváez. El dirigente de PRO bonaerense anunció una conferencia de prensa para “explicar la situación del partido a nivel provincial, luego de la disolución de la alianza UniónPRO”. Desde el entorno del empresario colombiano se sorprendieron con el anuncio que da por muerta la coalición y deslizaron que todo se reduce a una pelea por los fondos de la Legislatura provincial, donde se partieron en dos bloques. En vistas del revuelo que provocó, Jorge Macri le bajó el tono a la disputa.

Luego de las elecciones, los diputados provinciales de Unión-PRO decidieron armar un bloque con el mismo nombre. Pero poco después vino el divorcio: por un lado, están los de PRO, conducidos por Jorge Macri, a quienes podría sumarse el diputado de Recrear Sergio Nahabetián, tras la renuncia del Bulldog a ese partido. Por otro, el bloque Unión Celeste y Blanca. La ruptura repercutió en separaciones en los Concejos Deliberantes de Quilmes, Lomas de Zamora y Lanús, tierra del ministro de Hacienda porteño, Néstor Grindetti.

¿El motivo de la ruptura? Según el sector de De Narváez, fueron los fondos que maneja discrecionalmente cada bloque en la Legislatura bonaerense. “No hubo acuerdo en la repartija. Jorge Macri quería manejar todo: los módulos, los subsidios y las becas. Le explicamos que las cosas no son así”, confió uno de los operadores de De Narváez. En el entorno del ex candidato a gobernador, la visión distaba de ser apocalíptica. “En unas semanas, estamos armando un interbloque. Así, con dos bloques, manejás más guita, más subsidios, más becas. Nos favorece a los dos”, argumentaban.

En PRO, no estaban para nada convencidos. Murmuraban que Mauricio Macri está que trina con la ruptura. “No sé si con Mauricio hay vuelta atrás, esto le cayó muy mal”, exageró ante este diario un dirigente que lo conoce bien. Su primo, en tanto, hará una conferencia de prensa en el complejo Torres del Sol de Lomas de Zamora de la mano de Grindetti –uno de los pesos pesado del gobierno porteño– y de dirigentes provinciales, como el diputado Ramiro Tagliaferro o la senadora Viviana Arcidiácono, quien porta un apellido que ya generó polémica en Unión-PRO: el ex candidato a intendente en San Martín, Ignacio Arcidiácono, fue director de Inteligencia de la Policía Federal en Córdoba poco antes del golpe de 1976 y fue acusado de haber pertenecido a la Triple A.

Con los crujidos de la relación con De Narváez sonando de fondo, Jorge Macri tuvo que salir a poner paños fríos. “No hay ruptura”, aclaró, al tiempo que reconocía en algunos distritos se mantiene el bloque de Unión-PRO. “Fue una alianza electoral. Aspiramos a seguir juntos y con otros más que se sumen al proyecto de Mauricio”, indicó a Página/12. También aclaró que la división del bloque “fue un pedido de De Narváez. Dijo que prefería separarse para mantener una identidad propia”.

Compartir: 

Twitter
 

De Narváez y Macri en sus días de campaña en la provincia.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.