ECONOMíA › CRONICA DE LA ASAMBLEA EN LA RUTA 14, GUALEGUAYCHU

“El miércoles a la mañana”

Con clara desconfianza, sin expectativas, los productores que protagonizaron un corte de los duros aceptaron “la última tregua” para que los dirigentes negociaran con el Gobierno. Broncas y la definición de “oligarca”.

 Por Sebastián Premici

“¿Esperamos hasta el miércoles, entonces?”, arengó Alfredo De Angeli, director de la Federación Agraria de Gualeguaychú, ante 300 productores. “¡Sí!”, gritó el público. “Entonces, el martes a la noche ya sabremos si tenemos que venir con las sembradoras a la ruta. El miércoles no nos va a temblar el garrón. En la ruta evaluaremos lo que propone el Gobierno. Mientras tanto, el lunes y el martes se lo dejamos a nuestros dirigentes. Esta es la última tregua.”

Con estas palabras, De Angeli cerró ayer la asamblea realizada sobre la ruta 14, en el kilómetro 53, cerca de Gualeguaychú. En concreto, los productores de la ciudad decidieron esperar hasta el próximo miércoles 7 de mayo, a las 10 de la mañana, para realizar nuevamente una asamblea donde evaluarán los resultados de la negociación que mantendrán el martes las cuatro entidades del campo –Federación Agraria, Sociedad Rural, Confederaciones Rurales y Coninagro– con el Gobierno. “La llave la tiene la presidenta. Lo que no hizo en 30 días, lo deberá hacer en tres”, chicaneó De Angeli. Entre los productores, el clima era de escepticismo, casi un todo o nada que terminará de definirse en el transcurso de la semana que viene.

Los chacareros y productores empezaron a llegar cerca de las 9.30 de la mañana. Al costado de la ruta podía verse todo tipo de autos y camionetas 4 x 4 (cincuenta aproximadamente). La noche anterior al encuentro sobre la ruta, muchos productores estuvieron discutiendo la posibilidad de hacer un corte que se extendiese hasta el martes. Pero todo debía someterse a la votación de la asamblea, una de las más combativas durante los 21 días de lockout agropecuario, liderada por el carismático Alfredo De Angeli.

–¿Qué cree que pasará el martes con el jefe de Gabinete (Alberto Fernández)? –le preguntó Página/12 a De Angeli, antes de que comenzara la asamblea.

–Y nada, qué va a pasar –respondió el dirigente, mientras que le gritaban fuerza en el momento en que subía a un atril improvisado sobre una Chevrolet 4 x 4, en el medio de la ruta, corte que duró solamente una hora y media. A las 11, comenzaron la discusión.

Los aplausos fueron el termómetro de la jornada. Raúl Liva, representante de Carbap (Saladillo), entidad que el viernes por la tarde realizó una reunión en la ciudad de 25 de Mayo, llevó las conclusiones de ese encuentro al corte, perdón, asamblea agropecuaria de Gualeguaychú. “Se votó una comercialización limitada de hacienda y trigo. Y el miércoles 7 volvemos a los cortes, sin faenar ni comercializar carne ni trigo. Queremos que el martes se discuta una política integral para todo el sector. El Gobierno desperdició 30 días y seguramente desperdiciará otros 60. Estamos preparados para llegar hasta el final”, enfatizó Liva, ante un público que empezó a dar sus primeros aplausos. “Esta es una protesta histórica, nada será igual. Estamos donde tenemos que estar (es decir en la ruta)”, clamaron desde la Federación de Productores de Entre Ríos.

De Angeli volvió a tomar la palabra. Quienes lo conocen apostaban a una actitud más dura del dirigente, sobre todo teniendo en cuenta que el miércoles de la semana pasada, cuando la Federación Agraria estaba discutiendo qué pasos tomar luego del 2 de mayo, se retiró de la asamblea sin escuchar la conferencia de prensa. Sin embargo, ayer fue bastante orgánico. “Ya llevamos más de 50 días de protesta. El campo y los pueblos del interior están comprando sólo lo necesario, se está parando la agroindustria, donde se emplean más de 100.000 personas, directa e indirectamente –señaló De Angeli–. Pero ahora quiero escucharlos a ustedes.”

Un productor de Colón, autoproclamado independiente, mocionó ante las 300 personas que lo escuchaban que como el Gobierno no había solucionado casi ningún problema e incluso había pedido unos días más para discutir sobre las retenciones, ¿por qué no cortar la mitad de la ruta? “Y si el martes no pasa nada, cortamos todo”, gritó el productor Sergio Girson. Esta vez los aplausos fueron más fuertes. José María Torres, otro chacarero de Colón, propuso: “Para tener más fuerza en nuestra protesta, cerremos las tranqueras, que no entre ni salga nada. Mientras tanto, los dirigentes pueden continuar con sus diálogos y berrinches. Y si este año no se puede vender, bueno, guardemos la cosecha y esperaremos al año que viene.”

Varios productores de Entre Ríos comentaron a Página/12 que para tener algún margen de ganancia con la soja hay que sacar 2500 kilos por hectárea, pero esta cosecha sólo rindió aproximadamente 1700 kilos, debido a problemas climáticos. “Hoy no se está ganando plata (en Entre Ríos)”, señalaron los productores. Javier Menchiori, de la Sociedad Rural de Gualeguaychú, indicó a este diario que “la súper renta de la soja” sólo es para Pergamino, Chivilcoy, Santa Fe, Córdoba. “Ahí los márgenes de ganancia son del 25 o 30 por ciento”, afirmó Menchiori.

Ever Rojas, una pequeña productora de Azul, tiene 30 hectáreas de su propiedad y, en asociación con sus hermanos, llegan a las 150. Estuvo en Plaza de Mayo el día en que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner dio su primer discurso sobre el conflicto con el campo, horas después de que las cuatro entidades decretaran el paro por tiempo indeterminado.

–¿No cree que los pequeños productores les están haciendo el juego a los grandes grupos económicos? –preguntó Página/12, una vez que terminó su participación en la asamblea.

–No me hablés de grupos económicos ni de la Sociedad Rural ni de la oligarquía. ¿Sabés qué quiere decir oligarquía? Es gobierno de unos pocos. Yo uso cartera de plástico, ¿me ves cara de ser de la oligarquía? Yo soy muy democrática, me encanta la democracia –respondió la productora de Azul, que no quiso escuchar que la oligarquía también significa, según la Real Academia Española, una forma de gobierno en donde el poder supremo es ejercido por un reducido grupo de personas que pertenecen a una misma clase social. O conjunto de algunos poderosos negociantes que se aúnan para que todos los negocios dependan de su arbitrio, según el mismo diccionario.

Después de una hora y media de discusión, De Angeli volvió a tomar el micrófono para la votación final. El consenso era esperar hasta la semana que viene para cortar la ruta, sumado a las propuestas de hacer una comercialización limitada de carne y trigo e incluso suspenderlas.

–¿Están de acuerdo con volver a la ruta el próximo miércoles a las 10 de la mañana? –preguntó el dirigente de la Federación Agraria. Lo curioso es que no puso a votación las mociones sobre el paro tranqueras adentro (que de todas manera se está dando de hecho). La lectura de la Federación Agraria es que De Angeli se alineó con la postura negociadora de Eduardo Buzzi, el presidente de la entidad, ya que cualquier “descontrol sobre las rutas” podría provocar un freno en las negociaciones.

–¡Sí! –respondieron los productores.

–Entonces volvemos el miércoles a la mañana. El lunes y martes se lo dejamos a nuestros dirigentes. El martes es el último día –remarcó De Angeli.

Si bien el dirigente estuvo contenido hasta el momento, también podría ser el último día de organicidad con la conducción nacional de la Federación Agraria. De ahí su comentario de dejar a “sus dirigentes el lunes y martes”, fecha en que terminaría la tregua con el Gobierno y la licencia para negociar por parte de las cúpulas agropecuarias.

–Que no nos hagan culpables de la desocupación, ya que muchas agroindustrias están frenadas. Que no nos hagan culpables de los problemas del país (la inflación por ejemplo). No somos los culpables, no lo fuimos ni lo seremos. La desocupación trae deserción escolar y esto, delincuencia. Presidenta, usted tiene la llave para resolver el conflicto. La rueda de la producción argentina está casi parada, que no se frene del todo. No trabajaremos a pérdida. Queremos que se vuelva atrás con las retenciones. Tiene de acá hasta el martes. Y Kirchner (por Néstor, ex presidente de la Nación), lo invito nuevamente a un debate público para que diga qué quiere hacer con el campo –así concluyó De Angeli la asamblea, en el clímax de los aplausos y algunos griteríos.

Compartir: 

Twitter
 

Alfredo De Angeli hablando en la asamblea de productores en Gualeguaychú.
Imagen: Bernardino Avila
 
ECONOMíA
 indice
  • LAS DIVISIONES, INTERESES Y DESACUERDOS INTERNOS DEL SECTOR AGROPECUARIO
    No hay “el campo” sino cuatro con internas
    Por Fernando Krakowiak
  • CRONICA DE LA ASAMBLEA EN LA RUTA 14, GUALEGUAYCHU
    “El miércoles a la mañana”
    Por Sebastián Premici

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.