ECONOMíA › LA BALANZA COMERCIAL TUVO UN EXCEDENTE RECORD EN ABRIL

Todo cae, pero el superávit sigue

El saldo entre exportaciones e importaciones arrojó una ganancia inédita. Fue 155 por ciento mayor a la de hace un año y a pesar de una caída de las ventas del 13 por ciento. La explicación es que las compras retrocedieron 43 puntos.

Las exportaciones y las importaciones siguen cayendo por la crisis internacional y la de-saceleración de la actividad económica en el país, pero el superávit comercial crece. Impulsadas por mejoras en la cotización de los productos primarios y sus derivados manufacturados, las ventas al exterior experimentaron en abril su menor retroceso del año, 13 por ciento en términos interanuales. Por su parte, las compras al resto del mundo sufrieron su contracción más pronunciada en lo que va de 2009, 43 por ciento en relación con el mismo mes del año pasado. La merma en las importaciones refleja el freno en la inversión y el consumo privado. La balanza comercial otorgó el mejor resultado del año con un saldo positivo de 2299 millones de dólares, contra los 900 millones registrados en abril del año pasado, un incremento interanual del 155 por ciento.

En el primer cuatrimestre del año, el superávit comercial alcanzó los 5855 millones de dólares. El resultado es 43 por ciento mayor al acumulado durante el mismo período del año anterior, aunque con un 29 por ciento menos de comercio. El escenario puede ser confuso, pero la significativa diferencia en la comparación interanual y el creciente resultado positivo obedecen principalmente a la caída en las importaciones.

En abril del año pasado, previo al estallido de la crisis internacional, las compras al exterior ascendían a una tasa del 36 por ciento hasta los 4929 millones de dólares, despertando el reclamo proteccionista de algunos “sectores sensibles” –textil, marroquinería, calzado y juguetes–. El mes pasado, las compras al exterior fueron por 2789 millones y acumulan en lo que va del año una merma del 38 por ciento.

Según el informe del Indec, las mayores caídas en las importaciones, entre 48 y 45 por ciento, se registraron en los rubros de bienes intermedios (fosfatos), bienes de capital (aviones, celulares, compresores y cosechadoras), combustibles y lubricantes, vehículos automotores y piezas y accesorios para bienes de capital. Las principales causas de esta contracción son la desaceleración de la demanda interna, particularmente de la industria y, en menor medida, las restricciones no arancelarias a la entrada de productos extranjeros que dispuso el Gobierno en los últimos meses para proteger la industria local. Los bienes de consumo (televisores y motocicletas) cedieron 25 por ciento.

Por su parte, la exportaciones continuaron cayendo, pero a menor velocidad. La baja de abril fue del 13 por ciento y en el cuatrimestre, del 22 por ciento. Las manufacturas de origen agropecuario, que explican el 39 por ciento de las exportaciones, fueron la excepción. Este rubro registró un incremento del 4 por ciento impulsado por un aumento del 26 por ciento en las cantidades ya que los precios cedieron 18 por ciento. Este comportamiento se explica principalmente por las mayores ventas de harina de soja. La recuperación del precio de la soja impulsó mayores liquidaciones de los stocks acopiados desacelerando la caída en los volúmenes exportados. En tanto, las manufacturas de origen industrial cedieron 17 por ciento de la mano de las menores exportaciones de autos, metales, manufacturas de cuero y máquinas y aparatos eléctricos.

Compartir: 

Twitter
 

Las exportaciones de manufacturas de origen agropecuario volvieron a aumentar.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.