ECONOMíA › EN EL PRIMER TRIMESTRE, EL PRODUCTO BRUTO CRECIO 0,1 RESPECTO DEL PERIODO INMEDIATAMENTE ANTERIOR

La recesión económica pasó muy cerca

De haberse producido una caída, hubiese sido la segunda consecutiva y la recesión habría quedado decretada de modo automático. En términos interanuales, la suba del producto fue de apenas el 2 por ciento.

En el primer trimestre, el Producto Bruto creció 0,1 por ciento en relación con el cuarto trimestre del año pasado, y de ese modo la economía esquivó la recesión. De haberse producido una caída, hubiese sido la segunda consecutiva y la mala noticia habría quedado decretada de modo automático, porque la convención indica que cuando se registran dos períodos seguidos en rojo, la recesión está instalada. No obstante, el dato difundido ayer por el Indec es una estimación provisoria que aún debe ser revisada. De hecho, en febrero se informó que en el cuarto trimestre de 2008 la actividad había caído 0,3 por ciento con relación al período inmediatamente anterior, y luego el dato definitivo terminó arrojando una baja de 0,5. Si en esta ocasión ocurre lo mismo, la suba de 0,1 podría convertirse en un retroceso de 0,1 por ciento. Más allá de esta especulación, lo cierto es que la economía crece, pero a un ritmo mucho menor del que se había registrado en los últimos seis años, debido al impacto de la crisis internacional. En términos interanuales, la suba fue de apenas el 2 por ciento.

El consumo privado, que actualmente representa el 67 por ciento del producto, creció 1,5 por ciento en relación con el primer trimestre de 2008. Mientras que el consumo del sector público mostró un incremento interanual del 6,8 por ciento, cifra incluso superior a la que se había registrado en el mismo período de 2008 (6,6 por ciento). Eso es consecuencia de la política fiscal expansiva que viene llevando adelante el Gobierno para amortiguar el impacto provocado por la crisis económica mundial.

Por el lado de la Inversión Bruta Interna Fija (IBIF), la caída interanual fue del 14,2 por ciento. En equipos durables de producción, el retroceso fue de 27,9 por ciento y estuvo impulsado fundamentalmente por el derrumbe de 37,8 por ciento en los componentes importados. Los componentes de origen nacional, en cambio, cayeron “apenas” 7,3 por ciento. Por su parte, la inversión en construcción, que absorbe el 61 por ciento de la IBIF total, cayó 2,3 por ciento.

Por el lado de la oferta global (el total de bienes y servicios puestos a disposición de la economía), se observó una caída interanual de 3,2 por ciento en los sectores productores de bienes que se explica por el fuerte retroceso del sector agrícola-ganadero (-14 por ciento) y otras bajas menores en industria manufacturera (-1,2), construcción (-3,5), pesca (-2,5) y explotación de minas y canteras (-0,4 por ciento). El único sector que mostró una suba fue “Suministro de electricidad, gas y agua”, que trepó apenas 0,3 por ciento, siempre en términos interanuales.

Por su parte, los sectores productores de servicios crecieron 4,7 por ciento. En este caso, el impulso provino de “Transporte, almacenamiento y comunicaciones” (7,3 por ciento), “Actividades inmobiliarias” (5,5), “Hoteles y restaurantes” (5), “Intermediación financiera” (4,1) y “Comercio mayorista y minorista” (1,8 por ciento).

Para Economía & Regiones, este comportamiento responde a la modificación de los precios relativos que trajo aparejada la crisis internacional. Una de las consecuencias inmediatas de la crisis fue la baja de los precios de los commodities (materias primas, alimentos, energía, metales, etc.). Según un informe distribuido ayer por la consultora que conduce Rogelio Frigerio (h), esta situación estaría incidiendo en la modificación de los niveles relativos de producción.

De hecho, el precio de los bie-nes creció sólo un 2,9 por ciento entre el primer trimestre de 2009 y el mismo período de 2008, mientras que los precios de los servicios se incrementaron 16,5 por ciento durante igual lapso, según el índice de precios implícito del Producto Bruto. Este indicador no mide la inflación correspondiente a una canasta específica de bienes y servicios, como el IPC, sino el conjunto total de bie-nes y servicios finales que conforman la economía y, según el Indec, registró una variación interanual de 9,6 por ciento durante el primer trimestre, exhibiendo una clara desaceleración respecto de los últimos cuatro trimestres, durante los cuales había oscilado entre el 20 y el 14 por ciento.

Compartir: 

Twitter
 

La inversión bruta interna fija cayó 14,2 por ciento en términos interanuales.
Imagen: EFE
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.