ECONOMíA › INFORME SOBRE EL PAPEL QUE JUGó EL REPRO EN EL MANTENIMIENTO Y LA RECUPERACIóN DEL EMPLEO

El paraguas que lo cubrió de la tormenta

El ministro de Trabajo destacó que los 77 mil trabajadores que reciben subsidio al salario representan nueve por ciento menos que los registrados a fines de 2009. Un símbolo de la recuperación del empleo. El Repro seguirá con otras funciones.

 Por Tomás Lukin

En los primeros dos meses del año el Estado pagó una parte del salario de 77.200 trabajadores del sector privado. La cifra representa un retroceso del nueve por ciento en relación con la cantidad de beneficiarios activos del Programa de Recuperación Productiva (Repro) registrados a finales de 2009. Desde el Ministerio de Trabajo consideran que el número de asalariados subsidiados continuará cayendo en sintonía con la recuperación en el nivel de actividad y la creación de nuevos empleos formales. Sin embargo, aseguran, la herramienta seguirá vigente con un alcance relevante. Durante todo el año pasado la asistencia alcanzó a 143 mil trabajadores. El dato representa alrededor de un punto porcentual del desempleo. En la cartera que conduce Carlos Tomada están contemplando utilizar el programa para financiar la reapertura de líneas de trabajo en pymes dadas de baja durante la crisis.

Entre enero y febrero, 1570 empresas recibieron subsidios por un total de 44 millones. Firmas textiles, metalúrgicas, autopartistas, comercios, frigoríficos, curtiembres, de salud, pesqueras y frutihortícolas concentran más de la mitad de los trabajadores dentro del programa. El Repro brinda una suma mensual no remunerativa de hasta 600 pesos por trabajador durante un plazo de hasta doce meses a las compañías que acrediten su situación de crisis y cuenten con un aval del sindicato. El alivio para los empleadores asciende hasta los 800 pesos por los aportes y contribuciones que se “ahorran”.

La cantidad de trabajadores en el programa ascendió a 68.024 en enero y al mes siguiente creció hasta los 77.190 asalariados. El mayor volumen de asistencia está concentrado en la provincia de Buenos Aires, en la Ciudad Autónoma homónima, Santa Fe y Córdoba. Más del 90 por ciento de las empresas asistidas por el programa poseen hasta 300 trabajadores. Mientras tanto, menos de cien grandes empresas –más de 300 asalariados– concentran alrededor del 35 por ciento de los beneficiarios y el 40 por ciento de los fondos comprometidos.

Según explican en Trabajo, la incorporación de 10 mil beneficiarios el mes pasado no responde a un recrudecimiento de la crisis en el escenario laboral de ningún sector ni a una mejora sustancial en enero. Se trata de un tecnicismo: como el decreto que habilita la renovación de los programas se firmó en febrero, en ese momento se registró la renovación de los beneficiarios vencidos en el bimestre que demostraron su situación crítica.

El ministro Tomada sostiene que el Repro se enmarca dentro del conjunto de herramientas desplegadas por el Estado para enfrentar la crisis a partir de un enfoque diferente al utilizado en otras oportunidades. “La construcción de un piso mínimo de protección social permite salir de la crisis preservando y fortaleciendo el empleo”, sostuvo el funcionario (ver aparte). El desempleo terminó el año en 8,4 por ciento y las encuestas realizadas por Trabajo muestran una tendencia positiva en materia de creación de puestos de trabajo formales en lo que va de 2010. Por su parte, los procedimientos preventivos de crisis también retrocedieron.

El Repro se creó en 2002 junto con las leyes de Emergencia Ocupacional. Su cobertura creció significativamente desde fines de 2008 cuando el Gobierno decidió facilitar el acceso y la permanencia en el subsidio. El año pasado el programa insumió más de 510 millones de pesos. En promedio, recibieron el subsidio 80 mil trabajadores por mes.

En la cartera laboral estiman que en marzo se profundizará la caída que se empezó a observar en la cantidad de solicitudes presentadas y beneficiarios activos. A su vez, en Trabajo pretenden utilizar el Repro para subsidiar la creación de nuevos puestos de trabajo en pymes. El sector textil, el cerámico y algunas ramas de la industria metalúrgica figuran entre los posibles beneficiarios. De todos modos, en la cartera laboral reconocen que posiblemente esos empleos se creen sin los subsidios.

Compartir: 

Twitter
 

Carlos Tomada, ministro de Trabajo. El programa financiará la reapertura de líneas de trabajo en pymes.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.