DEPORTES › MARADONA Y LA GUERRA ADIDAS-NIKE

Héroes y tortugas

 Por Pablo Vignone

Llamó la atención, dada la manera en la que Diego Maradona ha cultivado durante casi un cuarto de siglo el mito del Mundial ’86, que el entrenador de la Selección decidiera derribar un mito, dar vuelta la página, dejar atrás una historia. No fue del todo creíble. En el mismo encuentro en que subrayó que “el periodismo (cree que) vamos a salir últimos y eso nos da mucha fuerza, es algo parecido a lo que pasó en México 1986 y terminamos siendo primeros”, rescatando parte del valor de aquella mística, terminó causando sorpresa al afirmar que “el ’86 ya quedó atrás, fue hermoso y casi heroico, pero hace 24 años que Argentina no gana nada. Entonces quiero que mi equipo salga con el hambre que se necesita para salir campeón del mundo y que estos jugadores sean los nuevos héroes”. Basta repasar el diario de ayer para advertir la aparente contradicción.

Pero no es necesario. Esas declaraciones desprejuiciadas produjeron tanto asombro como los avisos de la multinacional de la indumentaria Nike, que se revelaron ayer en otros medios y en la vía pública, con similar filosofía y textos parecidos... Y ya no quedó lugar para la sorpresa: aquella nueva toma de posición de Maradona llegó luego de una pregunta precisa formulada por el periodista de TyC Marcelo Benedetto, que además de su trabajo en radio y televisión suele conducir algunos eventos corporativos de Nike.

La cosa se pone más interesante cuando se recuerda que la empresa que viste a la Selección Argentina es Adidas, la gran rival de Nike a nivel mundial. Cuando la compañía alemana presentó la camiseta que el seleccionado vestirá en el Mundial (y también hoy en el amistoso contra los germanos, a los que también viste) afirmó que había basado su estrategia de marketing en instalar la nueva prenda como la heredera de los valores de la camiseta que la Argentina usó, precisamente, en 1986: el escudo tiene el mismo diseño que el que se utilizó en México y se eliminó el color negro. “Todo equipo necesita una camiseta con historia”, reza el leit-motiv. Parece que no, a juicio del entrenador contratado por la AFA.

Adidas vestirá a doce seleccionados en el Mundial de Sudáfrica: además de Alemania y Argentina, al equipo anfitrión, Francia, España, Alemania, México, Nigeria, Dinamarca, Japón, Grecia, Eslovaquia y Paraguay.

Nike, que es el mayor fabricante de artículos deportivos del mundo, pero que en el terreno del fútbol va detrás de su competidora alemana, vestirá a Brasil, Holanda, Estados Unidos, Portugal, Serbia, Australia, Eslovenia, Nueva Zelanda y Corea del Sur. La marca Umbro, de su propiedad, vestirá a Inglaterra. Puma (que viste al campeón Italia y a Uruguay, entre otros) va a la zaga de los dos gigantes, empeñados en una guerra comercial sin cuartel que mueve miles de millones de dólares en el mundo.

Cuesta creer que a un muchacho grande como Diego se le haya escapado la tortuga.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.