ECONOMIA › EL DEBATE QUE GENERO EL RECLAMO DE BUZZI DE UN DOLAR RECONTRAALTO DIVIDE POSTURAS EN FEDERACION AGRARIA

Los senderos del campo que se bifurcan

Dos pronunciamientos de dirigentes de FAA, sin la firma de Buzzi, se ubicaron ayer en los antípodas del modelo de monocultivo de la soja y concentración de la tierra. Modelo que Buzzi respaldó al promover una devaluación.

 Por Raúl Dellatorre

Las expresiones de Eduardo Buzzi en favor de un dólar por encima de los 4 pesos siguen levantando polvareda. Y no sólo afuera de la entidad que preside. Aunque se cuidan de sacar el conflicto fuera de los límites de la federación, algunos referentes de la propia organización cuestionaron que “Eduardo se haya cortado solo”, provocando diferencias internas y apoyos externos escasamente convenientes, como el de Cristiano Ratazzi, de Fiat, y Hugo Biolcati, de Sociedad Rural. Los que siguen los pasos políticos de Buzzi advierten que sus dichos públicos fueron meditados en función de la candidatura que imagina presentar el año próximo a gobernador por Santa Fe. Al interior de la FAA, quienes reclaman una reformulación de la política agropecuaria en contra del monocultivo sojero y a favor del fortalecimiento de la agricultura familiar, saben que la devaluación no es un camino hacia ese fin. Ayer –aseguran que sólo por coincidencia– se conocieron dos pronunciamientos de dirigentes de Federación Agraria firmados por dirigentes muy cercanos a Buzzi, pero con propuestas que parecieran ubicarse en los antípodas del modelo al que conduciría una aceleración de la devaluación.

El debate planteado al interior de la Federación Agraria –no desde ahora, tras los dichos de Buzzi sobre el dólar, sino prácticamente desde la alianza con la Sociedad Rural en la Comisión de Enlace– es si el modelo sojero, dominante en la pampa húmeda y erigido en representación de lo que genéricamente se denomina como “el campo”, es la política a defender. Desde las propias filas de la entidad sostienen que es un modelo que no sólo desplaza a otros cultivos por el mucho más rentable negocio de plantar y exportar soja, sino que tiende a que “no haya un sólo vacuno en toda la pampa húmeda”, que deberían ser encerrados en feed lots para su engorde a corral, o desplazadas fuera de la región “núcleo” de la producción agrícola para el pastoreo. Este modelo no podría tener otro destino que una agricultura “rica” en la pampa húmeda, de grandes extensiones y escasos productores, y una agricultura “pobre”, en áreas marginales y tierras infinitamente menos productivas.

Quienes plantean esta crítica dentro de la FAA, le contraponen al modelo sojero la defensa de la producción en chacras mixtas y de la agricultura familiar. Por lo visto, no es éste el enfoque dominante en la postura pública y el alineamiento político actual de Federación Agraria ni, menos aun, en la Comisión de Enlace.

Desde las filas de la dirigencia agropecuaria se cuestionó el planteo de Buzzi respecto de reclamar un dólar más alto. “Es verdad que a los productores más pequeños no les dan los números, por más que haya sido una excelente cosecha. Al que trabaja en pequeña escala, el aumento de los insumos lo mató, pero devaluar tampoco es la solución. Podrá hacer diferencia a corto plazo, pero con estos números el año que viene tiene que entregar el campo en alquiler y olvidarse de producir”, advirtió un dirigente y productor familiar, hoy con una escala mediana. Claramente, la reforma al régimen de tenencia de la tierra es más cercano a los intereses del pequeño productor que una devaluación. Y el boom sojero, su verdugo.

Dos expresiones públicas, por distintas vías, de dirigentes de Federación Agraria muy cercanos a Buzzi parecieron marcar diferencias ayer respecto del modelo representado por el monocultivo orientado a la exportación. Los planteos fueron los siguientes:

- Ganado y Carnes. Pedro Peretti, titular de la Comisión de Ganadería de la FAA, criticó el Plan Federal del Bicentenario de Ganados y Carnes publicado esta semana, por la falta de medidas específicas para atender la supervivencia de los pequeños y medianos ganaderos. “A priori, nadie puede estar en contra de apoyar y defender la ganadería de cría, recría o engorde”, subraya el dirigente agrario en un comunicado. “El problema es cómo, a qué segmento ganadero se prioriza, quién es el sujeto de la política y cuál es el recurso para financiarlo, y nada de eso está en este plan.”

El plan del Ministerio de Agricultura promueve el consumo de carnes alternativas a la de bovinos, “pero no su producción”, cuestionó Peretti. La propuesta que plantea el titular de la Comisión de Ganadería de la Federación es “recuperar las taperas, facilitarle fondos para tranqueras, alambrados, pasturas, todo lo necesario para diversificarse, para poder recuperar la producción de pollos a galpón, para que tengan medio centenar de chanchas madres para cría. Así se genera producción, trabajo y arraigo del agricultor familiar, hoy castigado y desplazado por el monocultivo de soja”.

- Uso y tenencia de la tierra. Los ex vicepresidentes de FAA y actuales diputados nacionales Ulises Forte y Pablo Orsolini presentaron al Congreso un proyecto de reforma de la Ley de Contratos Agrarios, que busca favorecer la distribución de la tenencia de la tierra y erradicar las distintas formas de concentración de su propiedad y explotación. “Esta iniciativa busca actualizar la legislación vigente, que con las reformas que se le aplicaron (a la original de 1948) a partir de la década del 80, la vaciaron de contenido”, señalan en sus fundamentos. “El vacío que hizo la legislación permitió que cada día la concentración de la tenencia de la tierra fuera más pronunciada, por medio de arrendamientos y otras formas de tenencia indirecta, usadas por los fondos de inversión, pooles de siembra, sociedades anónimas y fideicomisos con recursos provenientes de inversores financieros oportunistas ajenos a la producción agraria.”

“Ellos, con estos fondos, fueron desplazando a los productores genuinos y a los agricultores familiares generando una situación que hoy preocupa y que está propiciando una agricultura sin rostro humano, sin agricultores”, concluyen Forte y Orsolini.

Las dos propuestas rescatan las posturas que diferenciaron históricamente a Federación Agraria de las posiciones oligárquicas del campo argentino, pero que se fueron diluyendo en el transcurso de la pelea contra las retenciones móviles. Buzzi hoy anda por otro camino, en el que busca encontrar la candidatura a gobernador de su provincia con el respaldo a nivel nacional de Eduardo Duhalde. En la provincia está conversando con Carlos Reutemann, ex gobernador que, a pesar de sus cruces públicos con Duhalde, conservan una vinculación y criterios comunes que hacen suponer que seguramente marcharán juntos en contra del kirchnerismo en 2011. Como hombre ligado a los agronegocios, Reutemann representa justamente el modelo de concentración de la tierra y proclive al monocultivo que Peretti, Forte y Orsolini repudian por el perjuicio que provoca a los pequeños agricultores.

Sin plantear por ahora una fractura, ni representar un acercamiento en ningún sentido al gobierno, la instalación de debates como la producción familiar asistida por el Estado o la regulación del uso de la tierra empiezan a marcar diferencias de modelo con respecto a las posturas pro exportadores que han defendido la Comisión de Enlace y sus principales dirigentes –Buzzi incluido– de marzo de 2008 a esta parte.

Compartir: 

Twitter
 

Buzzi busca socios a la derecha. Buscando apoyo a su candidatura, mantuvo reuniones con Reutemann.
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared